Print Friendly
  1.  Los Guaraguo y su canción necesaria emocionaron en Casa Abierta dedicada a la luz de la alfabetización

El grupo venezolano Los Guaraguo, ícono latinoamericano de la canción de protesta o el “canto necesario”, dio la bienvenida en Casa Abierta a los voluntarios que trabajan para declarar a El Salvador libre de analfabetismo con su memorable canción Los Estudiantes.

“Es un honor estar acá al lado del Presidente y además de eso con los compañeros alfabetizadores, esa juventud salvadoreña que cada día le pone un mayor empeño a este país para que sigamos hacia adelante.”, dijo Eduardo Martínez, voz líder de la agrupación.

Añadió que esta “es la lucha por conquistar un mundo mejor y abrir la puerta hacia una sociedad más justa”.

Los Guaraguo realizan una gira por Guatemala y El Salvador, y es en este marco fueron invitados al encuentro ciudadano que cada 15 días realiza el Presidente Salvador Sánchez Cerén en la ex Residencia Presidencial. Su presencia en estas instalaciones es realmente “histórica”, según comentaron asistentes al programa de este día.

Por su parte, José Guerra, baterista y autor de muchas de las más emblemáticas canciones de Los Guaraguo, dijo que traen desde Venezuela “un abrazo” al Presidente Sánchez Cerén, al tiempo que animó a los jóvenes voluntarios a seguir adelante cosechando grandes frutos para El Salvador.

“Sin ellos no se podría tener éxito en una misión tan hermosa como esta, así es que muchachos, para ustedes, adelante, gracias por hacer ese gran aporte a su país”, expresó Guerra.

A la agrupación venezolana se sumó en Casa Abierta el conjunto salvadoreño Pescozada, que derrochó energía, junto a sus letras retadoras y motivadoras para los voluntarios.

Pezcozada y Los Guaraguo cerraron la parte musical del programa de este sábado con la interpretación de “No basta rezar”, emblema de la canción necesaria en el continente americano, al igual que “Hermano dame tu mano” y “El sombrero Azul”, que fueron otras de las melodías que sonaron en la ex Residencia Presidencial, donde habitaron en el pasado los presidentes salvadoreños.

San Salvador, 2 de diciembre de 2017.