Print Friendly

El uso de explosivos en la cantera, el desprendimiento de rocas o un posible deslizamiento, tiene alertados a los vecinos de la Colonia El Milagro,  quienes habitan a escasos metros de la pedrera.

San Salvador, 24 de abril de 2015. La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl presentó esta mañana un oficio al Tribunal Ambiental de San Salvador, en la que pidió medidas cautelares en contra de la Pedrera El Socorro, que funciona de manera ilegal desde hace 34 años en el Cerro San Jacinto, jurisdicción de San Marcos.

En el escrito presentado, el MARN hace del conocimiento del juez Samuel Lizama, que  la pedrera, ubicada en la colonia El Milagro, no cuenta con el Permiso Ambiental correspondiente, así como tampoco cuenta con permiso de la Municipalidad de San Marcos, ni del Ministerio de Economía.

La cantera es de aproximadamente una manzana de extensión y según la información con que se cuenta, el inmueble donde se desarrolla dicha actividad pertenece al señor José Guillermo Machón Coreas.

Según el plano general de zonificación del AMSS, sobre las zonas de protección y conservación de los recursos ambientales de la OPAMSS, la Pedrera El Socorro se encuentra dentro de la zona de máxima protección de dicho municipio, por lo que se  han realizado diferentes inspecciones y acciones, en las que han participado la Municipalidad de San Marcos, el MINEC, la PNC y este Ministerio, sin que hasta el momento se haya cesado la actividad.

Según registros del MARN indican que se han recibido distintas denuncias sobre el funcionamiento de dicha pedrera por la extracción de material pétreo, la cual realizan  de forma manual y con el uso de explosivos para quebrar las piedras grandes.

Además, consta que el propietario del inmueble se comprometió en el año 2002 a realizar un Plan de Cierre, que a la fecha no se ha efectuado.

El día 21 de abril de 2015, personal de este Ministerio practicó una inspección a la referida cantera, anexándose el informe resultante de la misma al presente oficio. Mediante dicha inspección pudo verificarse que la pedrera en cuestión continúa funcionando sin los respectivos permisos, ya que fue posible constatar que la misma presenta dos frentes de trabajos activos para la extracción de material pétreo, un primer frente de trabajo de aproximadamente 30 metros por 8 metros de corte en el talud, y un segundo frente de aproximadamente 15 metros por 5 metros, observándose asimismo vestigios de desprendimientos de material pétreo provenientes de la parta más alta del talud.

De igual manera se observó en el área de la pedrera depósitos de material tipo bordas, con una altura de aproximadamente 2 metros y una base de 4 metros, con material proveniente de dicha mina y material de desalojo de construcciones conocido como “ripio”, encontrándose estas bordas entre el área de extracción y la ampliación de la colonia El Milagro, entre una distancia aproximadamente de 10 a 25 metros a la colindancia más próxima.

En razón de realizarse esta actividad a escasos metros de viviendas, y no constatarse a la fecha la ejecución de medidas de mitigación para evitar el desprendimiento de material pétreo, flujo de sedimentos o rocas sueltas por eventos climáticos y/o actividades antropogénicas, es posible determinar que la misma, amenaza y pone en riesgo a los habitantes de la Colonia El Milagro, además de poner en riesgo lógicamente al medio ambiente en general.

El documento presentado esta maña por la ministra Pohl, añade que “al no contar dicha actividad con el correspondiente Permiso Ambiental, se está causando un impacto negativo al medio ambiente, sin que existan medidas que prevengan, atenúen ó compensen dichos impactos, y no obstante haberse realizado distintas acciones en Sede Administrativa no se han tenido resultados favorables,  por lo anterior con base al artículo102 de la Ley de Medio Ambiente, atentamente le solicito se adopten las medidas cautelares que sean necesarias a efecto de salvaguardar la vida de la población y el medio ambiente en general”.