Print Friendly

 En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), presentó el Plan de Descontaminación de Ríos Urbanos, que tiene como objetivo reducir la contaminación del río Acelhuate en un 80% a través de la atención de cuatro de sus principales afluentes: rio Sumpa, Las Cañas, Tomayate y la quebrada El Piro.

El Plan de Descontaminación contempla la construcción de dos plantas de tratamiento de aguas en el río Sumpa y Las Cañas; la rehabilitación de dos plantas de tratamiento existentes en la quebrada El Piro y río Tomayate); medidas de permeabilización urbana; la conformación del Observatorio de Ríos Urbanos y el reglamento técnico de aguas residuales.

Estas acciones se concentrarán en esas áreas debido a que  el 26.3% de la población del país vive en el área urbana del río Acelhuate, según datos del Ministerio de Obras Públicas. Además, representa el 3% del territorio de El Salvador y genera una carga biológica al humedal del Cerrón Grande, lo que ha generado la “eutrofización” del mismo, es decir el aumento de la biomasa y el empobrecimiento de la diversidad.

Los tramos del río Acelhuate que aportan la mayor cantidad de carga orgánica, ocasionando la  pérdida en su capacidad de depuración son: río Las Cañas, el río Sumpa; el río Tomayate y la quebrada El Piro.

Una de las acciones es la instalación de una planta de tratamiento en el río Sumpa y en el tramo alto del río Las Cañas, que recogen las aguas residuales de la mayor parte de los municipios de Soyapango e Ilopango.

El tramo del río Las Cañas es altamente contaminado por vertidos de industrias alimenticias, textiles y papeleras, lo que contribuye a más del 40% de toda la contaminación del Acelhuate, las cuales deben ser tratadas previamente a su descarga.

En la zona de la quebrada El Piro, Santa Tecla, se ubica una importante área industrial que incluye empresas de agroquímicos, lácteos y harinas, entre otras; así como algunos centros comerciales. Por ello, otra de las acciones que contempla el Plan de Descontaminación es verificar que todas las industrias viertan sus aguas residuales bajo la normativa vigente.

En el río Tomayate, una planta de tratamiento sería rehabilitada para drenar la parte norte de San Salvador, el sur de Cuscatancingo, Mejicanos y la parte oeste de Ciudad Delgado.

A esto se suman otras acciones técnicas que serán ejecutadas en los referidos afluentes en el corto y mediano plazo como, medidas de permeabilización urbanas a través de la permeabilización de parqueos; la conformación del Observatorio de Ríos Urbanos, el Reglamento Técnico de Aguas Residuales, inspecciones conjuntas con otras instituciones como ANDA y Ministerio de Salud, y Plataforma de Geocumplimiento Ambiental.

El Plan de Descontaminación de Ríos Urbanos se enmarca dentro de los Planes Nacionales Hídrico y de Saneamiento Ambiental y busca reducir la contaminación del río Acelhuate en un 80% en un plazo de 10 años como mínimo.

El Plan fue presentado este mediodía por la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, en compañía del presidente de ANDA, Marco Fortín; y el representante de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID),  Ignacio Nicolaou.

Asimismo, MARN y ANDA firmaron un convenio de cooperación interinstitucional a fin de concentrar y aunar esfuerzos administrativos, técnicos y operativos para articular acciones con la finalidad de apoyar la gestión integrada de los recursos hídricos y tener un mejor control y seguimiento de los mismos; evitando duplicidad y dispersión de esfuerzos institucionales, con la posibilidad de delegar funciones definiendo alcances y específicos previamente.