Print Friendly

La suspensión de los procedimientos administrativos relacionados a la obtención de permisos ambientales durará un año. El MARN realizará una  Zonificación Ambiental en el Volcán de San Salvador y en la Cordillera del Bálsamo, para definir regulaciones y/o directrices de protección ambiental que aseguren la protección de los mismos.

San Salvador, 5 de junio de 2015. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales emitió dos decretos ejecutivos  en el que suspenden  los procedimientos administrativos relacionados a la obtención de permisos ambientales para la ejecución de proyectos urbanísticos y de construcción en el Volcán de San Salvador y en la Cordillera del Bálsamo.

Ambos decretos, que este día anunció  la Ministra Lina Pohl, tienen por objeto suspender por un plazo máximo de un año, a partir de la vigencia del mismo, todo procedimiento ante el Ministerio para obtener el Permiso Ambiental en cualquiera de sus denominaciones, en lo referente a las actividades, obras o proyectos de ejecución urbanísticos y de construcción en el Volcán de San Salvador y zonas aledañas y en la Cordillera del Bálsamo en.

Estas medidas surgen luego que el MARN realizara, por orden del Tribunal Ambiental, un inventario en el volcán y se determinara que existen más de 80 negocios de los cuales, 75 carecen de permisos ambientales.

Para el caso del Volcán, el decreto se aplicará en el espacio territorial comprendido en la Zona del Volcán de San Salvador que se encuentra arriba de 1,000 metros sobre el nivel del mar. Mientras que en la Cordillera del Bálsamo, la medida aplica para  el espacio territorial comprendido en los municipios de Santa Tecla y Nuevo Cuscatlán.

La ministra Pohl explicó que el MARN realizará una Zonificación Ambiental de ambos, con el objeto de definir la regulaciones y/o directrices de protección ambiental que aseguren la protección del Volcán de San Salvador y zonas aledañas, y que garantice que la ejecución de actividades, obras y proyectos  no menoscaben la sostenibilidad de los ecosistemas de la zona.

Dicha zonificación deberá contener con claridad las áreas sujetas a máxima protección, uso restringido y posibilidad de desarrollos futuros, cuando fuere aplicable.  El decreto entrará en vigencia el día de su publicación en el Diario Oficial.

La Ley del Medio Ambiente establece que para la ejecución de actividades, obras y proyectos urbanísticos y de construcción se requiere la obtención de un Permiso Ambiental, estableciéndose en el artículo 19 que la competencia para la emisión de dicho permiso le corresponde al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Diversos estudios técnicos han demostrado que el Volcán de San Salvador y la Cordillera del Bálsamo y sus zonas aledañas, son áreas susceptible a diversas amenazas de origen natural, que se ven incrementadas por el alto deterioro de los recursos naturales, suelos y cuerpos de agua allí contenidos, debido en gran parte a la proliferación de proyectos urbanísticos y de construcción.

El Volcán de San Salvador es parte de las zonas consideradas como Área Frágil, en razón de su pendiente y por ser la única área de recarga acuífera para el Área Metropolitana de San Salvador y otros municipios del departamento de La Libertad, siendo el agua un recursos estratégico para garantizar la calidad vida de las futuras generaciones.

Mientras que el caso de la Cordillera se considera como Área Frágil, en razón de su pendiente, porque está sujeta a experimentar deslizamientos de tierra durante sismos muy fuertes,así como por ser un área de recarga acuífera y cabecera de cuenca.

La planificación urbana necesariamente ha de considerar la capacidad de filtración de los suelos, para evitar la reducción de las áreas de recarga acuífera existentes en el país.

La protección y resguardo de masa boscosa es el medio más idóneo para aminorar la posibilidad de degradación ambiental, disminuir la escorrentía y erosión de los suelos, aumentar la filtración y resguardar el medio ambiente.

Según Pohl, ante esta situación se vuelve necesaria aplicar en su más amplia acepción los principios de prevención y precaución contenidos en la Ley del Medio Ambiente y en convenios internacionales suscritos y ratificados por El Salvador, mediante la elaboración de una Zonificación Ambiental que tenga como objeto definir las regulaciones que aseguren la protección del Volcán de San Salvador y zonas aledañas, garantizando que en la ejecución de actividades, obras y proyectos  no se menoscaben la sostenibilidad de los ecosistemas de la zona.