Print Friendly, PDF & Email
  • Esta estrategia fue creada con el propósito de contribuir al proceso de readaptación y desarrollo social de los reos que se encuentran en fase de confianza y semilibertad, así como de la fase ordinaria.

                                                   

Más de 24 mil privados de libertad colaboran en diversas actividades de beneficio comunitario, como una estrategia para su readaptación social y desarrollo personal enmarcada en el exitoso programa Yo Cambio.

Este proyecto inició con un grupo de mujeres y hombres en fase de confianza y de semilibertad, con al menos un tercio de su pena cumplida, quienes realizaron trabajos de apoyo a la comunidad.

La iniciativa se amplió a la fase ordinaria dentro de los centros penales de: Apanteos, Jucuapa, Metapán, Santa Ana, Sensuntepeque, Usulután, La Unión, Ilobasco, San Vicente, San Miguel, Ilopango y Penitenciaría Central.

Desde su creación, el programa Yo Cambio ha permitido la ejecución de diversas acciones de servicio comunitario como la campaña de “Restauración y mejoramiento de 1,000 Centros Escolares”, donde privados de libertad realizan trabajos de ornato, pintura y limpieza del lugar.

Asimismo, han participado en los proyectos Yo Cambio las playas de El Salvador y la “Restauración del Hospital Nacional Rosales, en este último, más de 100 reos realizan trabajos en restauración de las instalaciones, a fin de mejorar el servicio a la ciudadanía.

Otros de los proyectos que se ejecuta bajo este programa es el Mantenimiento de 14 parques del ISTU como el Parque Saburo Hirao y el Parque Infantil con la instalación de nuevos servicios sanitarios, accesibilidad para personas con discapacidad, rampas, lavamanos, iluminación, ventiladores, caseta interpretativa, mejora de juegos, entre otros.

Alrededor de mil privados de libertad han participado también en la Campaña “Ayudando a la comunidad a prevenir inundaciones” ejecutando labores de limpieza en quebradas y tragantes en diferentes municipios del país.

 

San Salvador, 4 de diciembre de 2018.