Print Friendly
  • La reducción en los índices de homicidios e incidencia delincuencial, el fortalecimiento institucional y del sistema penitenciario y  la articulación de un trabajo coordinado en los territorios, son algunos de los avances registrados en materia de seguridad en el segundo año de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Las medidas extraordinarias implementadas por la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén están arrojando importantes resultados en el combate a la criminalidad y en el rescate de los territorios, según el informe presentado este día por el Gabinete de Seguridad en el marco del cumplimiento del segundo año de gobierno.

 

En este sentido, el combate frontal a la violencia permitió cerrar el mes de abril con una reducción del 50% en los homicidios cometidos en el país,  en comparación al mes de enero.

 

Asimismo, durante el segundo año de gestión 199 estructuras de pandillas fueron impactadas y se logró la captura de 2,227 de sus miembros. De igual manera se  desarticularon 41 bandas vinculadas al crimen organizado permitiendo la captura de 322 personas.

 

“19 estructuras de narcotráfico también fueron impactadas con 119 detenidos pertenecientes a estas organizaciones. Se decomisó en este periodo un total de 3.9 toneladas de diferentes drogas, principalmente de cocaína, cuyo valor total asciende a los 82.9 millones de dólares”, explicó el director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, durante la presentación del informe en Casa Presidencial.

 

En lo que respecta al fortalecimiento institucional, explicó que 5,068 policías se capacitaron en 201 diferentes cursos de actualización, especialización y filosofía de Policía Comunitaria -la cual se ha desplazado en el 70% del territorio nacional- y se adquirieron 159 vehículos para el área de seguridad pública e investigación, motocicletas, 2 mil armas de fuego y 5,350 chalecos antibalas.

 

Asimismo, la PNC ha apoyado la implementación de las medidas extraordinarias con la presencia de agentes calificados en los siete centros penales bajo estado de emergencia, logrando una importante participación en requisas, detenciones, incautación de objetos prohibidos y realización de operativos Casa Segura.

 

Cotto informó además que el despliegue de la Fuerza de Intervención y Recuperación Territorial, que integra a policía y miembros de la Fuerza Armada, ha permitido la  detención de 317 personas, la incautación de 31 armas de fuego, 15 vehículos, más de 1600 porciones de marihuana y 183 casas recuperadas que utilizaban las pandillas.

 

“Hemos hecho también el lanzamiento de las Fuerzas Especializadas de Reacción El Salvador (FES), que está integrada por 400 policías y 600 efectivos de la Fuerza Armada, que hasta el momento reporta 47 detenciones, 15 armas de fuego incautada y abundante munición, entre otros, a pesar del corto tiempo que llevamos en su implementación”, dijo.

 

En materia penitenciaria, el ministro de justicia y seguridad pública, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, informó que los esfuerzos impulsados se han  enfocado en evitar el cometimiento de delitos, así como en fortalecer los procesos de rehabilitación, reinserción y reducción del hacinamiento, y además se registra un avance en el proyecto de audiencias virtuales y en la nueva infraestructura carcelaria.

 

“En lo relativo a los centros de menores, la inserción escolar y programas vocacionales dentro de las granjas penitenciarias de Ilobasco ha sido también muy importante. A la vez que en los centros intermedios se han dedicado esfuerzos para la mejora de la seguridad y la prevención del ingreso de ilícitos, entre otros hechos”, explicó el ministro.

 

Aseguró que en el tema de prevención social, el logro más importante ha sido avanzar en la articulación interinstitucional, y a través de la Dirección de Prevención y Paz Social  (PREPAZ) se han desarrollado más de 700 acciones preventivas en 124 municipios de todo El Salvador, y se ha  acompañado el trabajo de los concejos municipales y locales de prevención de las asociaciones.

 

San Salvador,  12 de mayo de 2016.