Print Friendly
  • Querido pueblo salvadoreño,

 

Me dirijo a ustedes celebrando la buena noticia del histórico acuerdo alcanzado en la Asamblea Legislativa al aprobarse la Reforma a la Ley del Sistema de Ahorro de Pensiones.

 

La firme decisión desde el inicio de mi gobierno de trabajar incansablemente en la defensa de los derechos de la población trabajadora ahora ha rendido sus frutos.

 

Este logro de nación demuestra que el diálogo y la concertación son el mejor camino para dar respuesta a las demandas de nuestro pueblo y para encontrar soluciones a los grandes desafíos de país.

 

Agradezco y felicito a todas las representaciones políticas en La Asamblea Legislativa que trabajaron incansablemente para acercar posturas y alcanzar este trascendental acuerdo en beneficio de los salvadoreños y que protege el ahorro de los trabajadores.

 

Mi gratitud también a todos sectores de la vida nacional, a las organizaciones sociales, que presentaron sus propuestas y defendieron el derecho a una pensión digna.

 

Este acuerdo de país es un paso importante que nos pone en la ruta para alcanzar una reforma integral de pensiones como merece nuestro noble pueblo trabajador.

 

Es por ello que, haciendo uso de mis facultades constitucionales, he sancionado el decreto que contiene la Reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones, para su aplicación inmediata.

 

Este acuerdo da certeza a nuestros pensionados y da confianza de avanzar a una reforma integral que garantice un retiro digno.

 

Amigas y amigos,

 

Queda mucho por hacer para alcanzar los cambios que necesita El Salvador.

 

Este acuerdo nos llama a seguir luchando y a unir voluntades para avanzar en el progreso, desarrollo y prosperidad del país.

 

Hace un año presenté nuestra propuesta de reforma de pensiones, sustentada en estudios actuariales y financieros, con el objetivo de aumentar los beneficios para los trabajadores, reducir las ganancias de las AFP, y sanear las finanzas del Estado.

 

El sistema de pensiones que heredamos dejó altísimos costos al país, desde pensiones miserables, beneficiarios excluidos, hasta privilegios insostenibles para unos cuantos, que no corresponden con lo precario de un sistema que estuvo mal estructurado desde su origen.

 

Después de más de un año de discutir la inviabilidad del actual sistema de pensiones hemos logrado una reforma que no es perfecta, pero es un paso importante que va a reducir el impacto del sistema anterior en las finanzas públicas.

 

Agradezco a la Asamblea Legislativa por aprobar la emisión de títulos que garantizan honrar los compromisos financieros del gobierno hasta fin de año.

 

Esta emisión de títulos fue necesaria por la demora en la aprobación de la reforma del sistema de pensiones que tuvo elevados costos para las finanzas del país.

 

Quiero finalizar reiterando mi felicitación a las diputadas y diputados por el consenso alcanzado que garantiza el ahorro de los trabajadores y una mejor rentabilidad a los cotizantes.

 

Este acuerdo nos acerca a una reforma estructural de la previsión social que incluye la extensión de la cobertura, mayor solidaridad social en beneficio de la población trabajadora.

 

Invito a todas y todos a continuar este camino del diálogo y la concertación, que es la ruta que garantiza a nuestro pueblo el bienestar en un país productivo, educado y seguro.

 

Muchas gracias.

 

 

 

San Salvador, 28 de septiembre de 2017.