Print Friendly
  • Excelentísimo embajador Jaume Segura
  • Gracias por estas buenas noticias, el país se siente muy agradecido por esta colaboración al Plan El Salvador Seguro, ya que estamos haciendo esfuerzos para garantizar una sociedad tranquila, una sociedad en paz y una sociedad donde podamos desarrollar nuestro Plan El Salvador Seguro.

 

Gracias especialmente por el esfuerzo en la parte de la prevención.

 

También agradecemos todo este esfuerzo que se hace de respaldo a que la sociedad salvadoreña nos podamos entender, que nos pongamos de acuerdo. Es responsabilidad de todos, no solo de los partidos políticos sino también de la sociedad civil y del sector empresarial. Nosotros estamos confiados de que vamos a encontrar los acuerdos urgentes y necesarios para que el país pueda seguirse desarrollando y progresando.

 

Este día El Salvador recibe un respaldo muy significativo de la Unión Europea al reafirmar su confianza en nuestra gestión a través del Convenio de Financiación al Plan Social 2014-2019 que consta de un monto de 50 millones de euros.

 

Agradecemos a la Unión Europea por el apoyo que nos ha brindado desde el inicio de nuestro mandato. 

 

En noviembre de 2014 iniciamos esta ruta de trabajo con la firma del Acuerdo de Cooperación destinado a áreas prioritarias como juventud, inclusión social y desarrollo productivo.

 

Estamos muy complacidos de que este acuerdo, que se proyecta hasta el año 2020, adquiera hoy mayor fuerza e incidencia para mejorar la calidad de vida de miles de salvadoreñas y salvadoreños.

 

La política social es una de las prioridades de nuestro gobierno. 

 

Así lo expresamos en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 en el cual afirmamos que todo nuestro trabajo, junto al pueblo salvadoreño, es para avanzar a un país más educado, más productivo y más seguro.

 

Ese país que todos queremos solo es posible lograrlo invirtiendo en el bienestar de la gente, reduciendo la pobreza, luchando contra la desigualdad, la exclusión y fortaleciendo la seguridad ciudadana.

 

Con ese objetivo, desde el año 2009 iniciamos en El Salvador transformaciones sin precedentes en materia social. 

 

Para garantizarlas, la inversión social pasó de mil 783 millones de dólares en 2010 a dos mil 335 millones en 2016. 

 

Es decir, el porcentaje en inversión social ha aumentado en el presupuesto de la nación del 40 por ciento en 2010 a cerca del 50 por ciento en 2016.

 

A partir de la aprobación de la Ley de Desarrollo y Protección Social hemos elaborado el Plan Nacional de Desarrollo, Protección e Inclusión Social que incluye, de manera integral, los principales desafíos que tenemos en materia social.

 

Este Plan Nacional es un paso sin precedentes en El Salvador ya que asume los programas sociales como una responsabilidad del Estado, por el derecho al bienestar de la población y no cómo dádivas ocasionales, casi siempre vinculadas en el pasado a campañas electorales.

 

Es decir, por primera vez en la historia de nuestro país se cumple de manera efectiva el principio constitucional de que la persona humana es el origen y fin de la actividad del Estado.

 

Para la formulación de este plan hemos realizado un amplio proceso de consultas con la ciudadanía en los 14 departamentos del país.

 

Contamos también con el apoyo de la cooperación internacional, que ha demostrado su aprecio y solidaridad con nuestro pueblo y su confianza en el país.

 

Estos fondos aportados por la Unión Europea serán destinados especialmente a la Estrategia de Erradicación de la Pobreza, al programa de Empleo y Empleabilidad “Jóvenes con Todo” y a Ciudad Mujer.

 

Esto nos satisface mucho porque las mujeres y los jóvenes son poblaciones prioritarias para nuestro gobierno, y así se refleja en el Plan Quinquenal de Desarrollo.

 

Las mujeres han sido excluidas históricamente de las políticas públicas. 

Los gobiernos en el pasado invisibilizaron la capacidad de las mujeres y jamás invirtieron en su desarrollo.

 

Es por eso que nuestro gobierno ha creado programas que están revolucionando la situación de la mujer. 

 

Hemos puesto además a todas las instituciones de gobierno en función de realizar acciones para lograr una sociedad con equidad entre hombres y mujeres.

 

En cuanto a la población joven, desarrollamos ideas innovadoras e inclusivas enfocadas en las demandas de la juventud salvadoreña, especialmente en educación, formación profesional, empleos y emprendedurismo.

 

Estamos trabajando para que nuestros jóvenes se inserten al mercado de trabajo con conocimientos y capacidades que les permitan condiciones laborales dignas.

 

 Nuestro trabajo en los programas sociales y el uso transparente y eficaz de los recursos, son las bases de la confianza de la cooperación internacional en nuestro país y gobierno.

 

Con gratitud recuerdo que El Salvador fue seleccionado por las Naciones Unidas como uno de los quince países de Implementación Acelerada de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, como reconocimiento al compromiso y voluntad política del gobierno en promover mejores condiciones de vida para la población y de los importantes logros obtenidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 

Por su parte, la Unión Europea ha sido un socio fundamental para ayudarnos a construir la política social mediante el Programa de Apoyo a Comunidades Solidarias en El Salvador.

 

Este respaldo continúa hoy en el nuevo apoyo al Plan Social, y es una muestra más de la apertura de nuestro gobierno para trabajar con los socios internacionales y de la confianza de estos en el trabajo que realizamos.

 

La elaboración del Plan Social ha contado con la asistencia técnica de la CEPAL, la Unión Europea, Luxemburgo, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el PNUD.

 

Junto a los actores nacionales han contribuido para que tengamos una Ley y un Plan que van dando solución a las demandas de la población sobre su bienestar y el disfrute de sus derechos, así como a los compromisos internacionales de El Salvador.

 

Recientemente también firmamos con el Gran Ducado de Luxemburgo un importante apoyo al Plan Social por 6 millones de euros; que se suman a los 50 millones que firmamos hoy con la Unión Europea.

 

 

Estimadas amigas y amigos:

 

La cooperación es indispensable para el progreso de las personas y las naciones. 

 

Promoverla entre los países de nuestra región y los otros bloques del mundo será una de las prioridades de mi gobierno en este año que con mucho honor tenemos la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC.

 

Reafirmamos hoy esa vocación de unidad y hermandad que profesamos como salvadoreños. 

 

Con ese espíritu impulsaremos la integración de nuestra región para potenciar nuestra presencia y fortaleza en otros espacios a nivel global y en nuestra relación con los países.

 

Agradecemos a la Cooperación Internacional por el respaldo que hoy nos brinda a nuestro incansable trabajo por construir un mejor futuro para El Salvador.

 

Con mucho entusiasmo estrechamos la mano de la Unión Europea para continuar trabajando juntos.

 

Les reitero nuestro agradecimiento por su disposición a sumarse a esta valiente tarea en pro de las poblaciones históricamente excluidas en nuestro país. 

 

La cooperación internacional ha sido un aliado estratégico del gobierno para la implementación de los exitosos planes y programas sociales.

 

Este gesto de solidaridad nos motiva a continuar trabajando cada día con más determinación y unidad de país. 

 

Es obligación del gobierno y de todos los sectores políticos generar las condiciones que permitan asegurar a la población el disfrute de sus derechos constitucionales.

 

El bienestar de las y los salvadoreños no puede ser rehén de ninguna disputa política. 

 

Es necesario que todas las fuerzas políticas demuestren su compromiso con el desarrollo del país, y apoyen las medidas que permitan generar oportunidades para mejorar la vida de las y los salvadoreños.

 

Todo acuerdo que se logre con la comunidad internacional debe tener el respaldo de los sectores nacionales para completar las medidas que protejan a la población, especialmente a la más vulnerable.

 

Nuestro gobierno reafirma que la política social seguirá cumpliendo su rol fundamental en la protección y desarrollo de las personas y las comunidades. 

 

Continuaremos con todas las instituciones del Gobierno brindando a la población salvadoreña una atención más integral, haciendo uso eficiente de los recursos y mejorando cada día la calidad de los servicios y los programas para la ciudadanía.

 

Muchas gracias.