Print Friendly
  • El gobernante manifestó que su administración acompañará todos los esfuerzos para dar impulso al proceso de beatificación del sacerdote, quien fue asesinado en 1977.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén exaltó hoy el legado del sacerdote jesuita Rutilio Grande y reiteró la voluntad de su gobierno de dar acompañamiento al proceso de beatificación que lleva adelante la iglesia Católica.

“El padre Rutilio Grande es un mártir de la iglesia salvadoreña, ustedes tienen esa honra no solo de tener ese pueblo luchador sino también de tener un santo en su tierra, un mártir, el padre Rutilio al cual mi gobierno rinde honor y acompaña todos los esfuerzos por su beatificación”, dijo el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente, realizado este sábado en el municipio de El Paisnal, cuna del sacerdote.

En su mensaje, el Presidente manifestó que este municipio “tiene una historia de lucha”, de movimientos campesinos enraizados en la población y que lucharon para hacer valer sus derechos.

“Ese clamor de este pueblo hizo que este lugar fuera escuchado por un mártir, por un santo, el padre Rutilio Grande. Él acompañó las luchas, se identificó con los grandes problemas del municipio, porque él nació aquí, vivió aquí, conoció la realidad que vivían y aquellas época más difíciles”, dijo.

Precisó que aunque la muerte del sacerdote constituyó un duro golpe para las comunidades a las cuales representaba, demostró un gran compromiso del amor que el pastor profesaba por su pueblo.

“La muerte del padre Rutilio demostró que hay que estar dispuestos a sacrificar la vida cuando se quiere ayudar a los demás, cuando se quiere dar un futuro a un país pero especialmente a la gente más humilde, a la gente más pobre”, dijo

“Es por ese sacrificio que no debemos doblegarnos, debemos continuar hay que perseverar caminar”, manifestó el gobernante.

El Paisnal (San Salvador), 10 de diciembre de 2016.

Festival para el buen vivir y Gobernando con la gente-El Paisnal.