Print Friendly

 

Miembros del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) acompañaron esta noche un despliegue de la Policía Comunitaria en la residencial Cima 3, en San Salvador, para conocer de primera mano el trabajo que realiza esta unidad en el combate a la inseguridad.

A la actividad asistieron miembros del gabinete de gobierno, representantes del PNUD, Unión Europea, OEA, iPaz, ANEP, INJUVE, partidos políticos y diputados de la Asamblea Legislativa, quienes son parte de los sectores que conforman el Consejo.

“Quiero agradecer al Consejo que haya venido a acompañar el despliegue de la policía comunitaria en este sector”, dijo el Director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Landaverde.

La Policía Comunitaria es una filosofía dentro de la Policía Nacional Civil a la cual el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén ha dado un nuevo impulso, con el propósito de integrar a los agentes comunitarios a la comunidad, identificándose con sus problemáticas y coordinando esfuerzos con la población para combatir eficazmente el flagelo de la violencia.

El Ministro de Justicia y Seguridad Benito Lara, manifestó que se está trabajando en una política de Estado que aglutine el esfuerzo y consenso  de todas las instituciones, para encontrar en conjunto iniciativas que permitan abordar de una manera estratégica el problema de la violencia.

“Estamos persiguiendo un modelo distinto, una policía cercana a la gente, este modelo persigue el estrechamiento entre la comunidad y nuestra institución. Se debe ver al policía como una persona al servicio de la seguridad  y al que pueden acudir ante cualquier problema”, dijo el Ministro.

Por su parte Arnoldo Jiménez, representante de ANEP, aseguró que es importante recuperar los niveles de confianza en la población y expresó que el apoyo de la misma es vital  para perfeccionar esta modalidad de la policía.

Este nuevo modelo de trabajo busca mejorar la calidad de los servicios policiales siguiendo principios fundamentales como garantizar  la seguridad y tranquilidad de las comunidades, identificar sus problemas, intereses y necesidades; privilegiar el territorio y la autoridad local y establecer alianzas de cooperación y sociedades estratégicas.

Asimismo, incentiva la participación ciudadana; potencia el liderazgo comunitario; contribuye al control social basado en diferentes niveles de organización e integra a la comunidad al trabajo de la institución policial en materia de prevención.

Desde el pasado 11 de agosto a la fecha, la PNC contabiliza el despliegue de agentes comunitarios en 1,493 sectores policiales de los 2,175 registrados a nivel nacional,  logrando una cobertura del 69%, misma que se traduce en experiencias exitosas, y en la consecuente reducción de la incidencia delictiva.

La población de la colonia la Cima recibió con beneplácito el despliegue de la policía comunitaria e invitaron a los elementos destacados a que se sientan parte de la comunidad.

Por su parte, el Secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún,  llamó a la comunidad a unirse a las iniciativas impulsadas por el gobierno para combatir los grandes problemas de país como la inseguridad.

“No son los gobiernos los que hacen los cambios, es la población organizada, los acuerdos deben estar orientados a resolver los grandes problemas de país, sabemos que faltan muchos recursos pero trabajando juntos vamos a salir adelante”, dijo.

El Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, creado por el presidente Salvador Sánchez Cerén, tiene como principal función impulsar los consensos necesarios para el buen desarrollo de la estrategia de seguridad pública a través del diálogo con todos los sectores.

Entre sus principales tareas está realizar propuestas y productos concretos, que van desde un diagnóstico compartido de la situación, un sistema de indicadores para el diseño, monitoreo y evaluación de las políticas públicas, hasta  propuestas sobre mecanismos de financiamiento.

El mismo está integrado por representantes del sector empresarial, iglesias, el sector municipal -a través de COMURES-, partidos políticos, personas con capacidad y experiencia en el tema de seguridad, medios de comunicación, titulares o representantes de distintas carteras de Estado y la Fiscalía General de la República.

Además, cuenta con el apoyo de una Secretaría Técnica que integran el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea.

 

 

San Salvador, 04 de octubre de 2014.