Print Friendly, PDF & Email

El ministro de Educación, Carlos Canjura, realizó en el departamento de Morazán el lanzamiento de 5,000 círculos de alfabetización, donde unas 26,559 personas aprenderán a leer, escribir y hacer cálculos matemáticos básicos, en los próximos cinco meses.

«Alfabetizar es un reto y un compromiso de todos los salvadoreños que tenemos ya construidas esas capacidades, porque difícilmente la ciudadanía se puede desarrollar de manera plena cuando no tiene esas capacidades. Invito a todos no solo a superar el analfabetismo, sino a lograr los 12 años de escolaridad como muy bien está planteado en el Plan El Salvador Educado», expresó el ministro Canjura.

De acuerdo a estimaciones del Ministerio de Educación (MINED), cerca de 5,000 estudiantes, en su mayoría alumnos de básica y bachillerato, fungirán como voluntarios del Programa Nacional de Alfabetización, tanto en el área urbana como en la rural; lo que contribuirá para declarar libre de analfabetismo a este departamento.

Kevin Guzmán, voluntario de primer año de bachillerato del Instituto Nacional de Yoloaitique manifestó que «con alegría me dediqué a iniciar mi servicio social al ver la necesidad de estas personas que no sabían leer ni escribir. Nosotros tenemos la responsabilidad de aportar a cada uno de los adultos, en mi caso atendí a cinco personas. Invito a los que aún no lo han hecho a integrarse a este programa.

Hasta ahora, en esta zona del país, se ha alfabetizado a 23,706 jóvenes y adultos, el índice de analfabetismo ronda el 22.30 % y cinco municipios han sido declarados libres de analfabetismo Jocoaitique, Meanguera, El Divisadero, Villa El Rosario y Arambala; localidades donde se logró que el 96 % de sus pobladores aprendieran a leer y escribir.

Valentina Márquez, asociada del programa manifestó «hemos aprendido algunas letras, pero ya nos sirven para leer el diario, ya puedo leer el nombre de una pastilla. Les agradezco por no olvidarse de nosotros los adultos. Yo no tuve la oportunidad de aprender y les digo a los jóvenes que sigan estudiando para que sean alguien en la vida».

Durante la inauguración se juramentó a la Comisión Departamental de Alfabetización, integrada por representantes de distintos sectores del departamento, quienes apoyarán y darán seguimiento al programa.

Este año ha sido denominado por el Presidente Salvador Sánchez Cerén como el “Año de la Alfabetización”. La apuesta es declarar a El Salvador libre de analfabetismo. Esto implica contar con el apoyo de 100,000 alfabetizadores voluntarios.

En lo que va del año se han declarado nueve municipios libres de analfabetismo: Ciudad Delgado, Cuscatancingo y Mejicanos (en San Salvador), Candelaria, Oratorio de Concepción y Santa Cruz Michapa (en Cuscatlán), Tecapán y Alegría (en Usulután), y Tecoluca (en San Vicente).

Morazán, 25 de mayo de 2018.