Print Friendly

El Ministerio de Educación (MINED) mantiene para este martes 20 de octubre la suspensión de clases a nivel nacional para centros escolares públicos y privados, esto como parte de las medidas de prevención y por recomendación de la Dirección General de Protección Civil.

“Se suspenden clases 24 horas más, se seguirá de cerca el monitoreo que está haciendo todo el sistema de protección civil, todos los directores deben estar pendientes de la tendencia de las alertas que se vayan emitiendo”, externó el viceministro de Educación, Francisco Castaneda, durante conferencia convocada por Protección Civil.

El Viceministro agregó que los maestros que no tengan problemas de accesibilidad a sus centros escolares deben de asistir y colaborar con cualquier medida de prevención que se ejecute en su institución educativa, con el objetivo de salvaguardar la vida del estudiantado.

En el caso de las universidades, el funcionario manifestó que se deja “a criterio de los órganos de gobierno de las universidades la decisión de suspender clases, ya que sabemos que tienen cierta autonomía y decisión”.

Castaneda informó que a través del Departamento de Infraestructura se están realizando las supervisiones a los centros escolares que presente algún daño, “existen 16 centros escolares a los cuales se les está dando atención (…) presentan daños como hundimientos de servicios sanitarios, temas de techo o árboles caídos”.

A la fecha se cuenta con dos albergues en centros educativos, uno en el Centro Escolar Caserío Santa Marta, en cantón San Julián, Sonsonate, y otro en el Centro Escolar Los Ranchos, en San Luis La Herradura. Los equipos departamentales se encuentran monitoreando las escuelas de Garita Palmera, San Francisco Menéndez, La Hachadura y de las riveras de la parte costera del Puerto de La Libertad”.

El MINED recomienda a todos los centros escolares activar sus respectivos Planes de Protección Escolar a fin de salvaguardar las vidas de la población estudiantil y resguardar los bienes de las instituciones educativas.

Asimismo, se motiva a estar atentos a las alertas emitidas por la Dirección de Protección Civil, atendiendo las recomendaciones que se giren para salvaguardar la vida de los estudiantes, docentes y comunidad en general.

Entre las acciones a tomar en cuenta se recomienda señalizar zonas de riesgo dentro de las escuelas y la comunidad e identificar a los estudiantes y docentes que viven en zonas de alto riesgo, como puentes, riachuelos, zonas de deslizamientos, zonas costeras, entre otras.

Se aconseja también tomar medidas preventivas y no exponerse a situaciones de peligro. De llegar a existir una situación de riesgo que pueda afectar a la comunidad educativa se debe comunicar a Protección Civil y a la Dirección Departamental de Educación respectiva.

San Salvador, 19 de octubre 2015