Print Friendly

Con un total de 4,551 niñas, niños, adolescentes (NNA) y jóvenes matriculados en el componente Educación Flexible, el Ministerio de Educación (MINED) sobrepasó la meta para este año que era de 4,000. Con esta cantidad se cierran las inscripciones para 2016.

En ese marco, el viceministro de educación, Francisco Castaneda, realizó una verificación por la sede del Complejo Educativo Refugio Sifontes, en Ciudad Delgado, en donde la niñez y juventud recibe la modalidad de educación acelerada, para nivelación académica, y educación técnica inicial, impartiendo los talleres de reparaciones eléctricas, fontanería, principios de diseño en papel y madera, jardinería y bordados.

El Viceministro mencionó que los estudiantes son instruidos en matemática, ciencias sociales, ciencias naturales, lenguaje y literatura e inglés, al igual que en el sistema regular, «les asignamos maestros tutores en todas las especialidades, para que ellos desarrollen las competencias que el currículo y los programas de estudio ofertan».

Asimismo el Funcionario explicó sobre los horarios de clases, «hay un acuerdo mutuo con ellos (estudiantes) para dar las clases durante la semana, el fin de semana o en horas adicionales a la jornada ordinaria; porque se trata de una población que trabaja, que tienen hijos, o con alguna responsabilidad específica».

En total son 40 estudiantes los que acuden a esta sede, quienes, a través del componente, tendrán la oportunidad de integrarse de nuevo a la escuela, según su edad cronológica. A nivel nacional funcionan 72 sedes, distribuidas en 10 municipios priorizados en la primera fase del Plan El Salvador Seguro (PESS).

Zaira Quintanilla, tiene 26 años de edad, y actualmente cursa sexto y séptimo grado en la modalidad acelerada, «me están dando un apoyo que no tenía, de poder superarme y realizar todos mis sueños (…) quiero seguir hasta llegar a bachillerato e ir a la universidad».

Zaira tuvo que retirarse de la escuela en 2006 por encontrarse en estado de embarazo. Actualmente su hijo tiene 10 años de edad, y además tiene una hija de cinco años, quien la acompaña siempre al salón de clases, «esta aprendiendo, estudiando, y a la vez yo la cuido y estudio».

El municipio que registra los niveles más altos de matrícula es Ciudad Delgado, con 715 estudiantes, seguido de Colón con 543, Cojutepeque con 501, Santa Ana con 475, Soyapango con 470, San Salvador con 428, Sonsonate con 423, Zacatecoluca con 365, Jiquilisco con 328 y, por último, Mejicanos con 303 estudiantes matriculados en las distintas modalidades.

Educación Flexible forma parte de los componentes de las medidas extraordinarias de prevención de la violencia en Educación, que esta cartera de Estado puso en marcha en el mes de Julio; y tiene el propósito de acercar la escuela a la niñez y juventud, adaptándose a las particularidades de cada contexto, para lograr la reinserción y retención educativa.

 

Las inscripciones se abrirán nuevamente en 2017, con la incorporación de 16 municipios más que forman parte de la segunda fase del PESS: San Juan Opico, Quezaltepeque, Chalchuapa, San Martín, Apopa, Izalco, Nahuizalco, Santiago Nonualco, Olocuilta, San Pedro Perulapán, San Miguel, Usulután y Ahuachapán.

La meta para 2017 es incorporar, en estos 16 municipios, a 20 mil nuevos estudiantes a las diferentes modalidades de Educación Flexible, así como retener a los matriculados en 2016, hasta lograr la culminación exitosa del nivel de educación media.

La estrategia Educación Flexible da respuesta al eje 1 del PESS, en lo referente a Reducir el número de niñas, niños, adolescentes y jóvenes que no estudian y no trabajan en los municipios seleccionados (priorizados).

 

San Salvador, 23 de noviembre de 2016.