Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó hoy en la presentación del Sistema de evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), el cual permitirá agilizar los trámites para obtener permisos ambientales en proyectos de inversión, sin descuidar la protección del medio ambiente.

“Este es un buen mensaje que ahora manda El Salvador a  todos los inversionistas, no solo nacionales sino internacionales, que van a poder contar con las herramientas tecnológicas para que, en el corto tiempo, puedan decir ‘esta es una inversión segura’”, aseguró el Presidente.

En el acto de presentación también estuvieron presentes la titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, y el Administrador Adjunto de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para América Latina y el Caribe, Mark Feierstein.

El SEIA ha sido elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el apoyo de USAID.

El mandatario señaló que esta herramienta se ha creado con el propósito de contribuir a la visión de desarrollo económico en armonía con la sustentabilidad ambiental.

“Estamos realizando esfuerzos importantes para garantizar que los proyectos públicos o privados se realicen con el menor impacto ambiental, porque creemos que el bienestar de la población es inseparable del uso apropiado de nuestros recursos naturales”, acotó.

El SEIA está conformado por un sistema en línea eficaz, ágil y transparente, a través del cual los inversionistas cuyos proyectos de inversión incurran en algún tipo de impacto ambiental, podrán gestionar sus permisos.

Proporcionará también una plataforma denominada Visualizador Geo-ambiental (VIGEA), que brinda información territorial en línea para determinar las condiciones ambientales de las inversiones en el territorio.

Incluye además un componente de asesoría técnica oportuna y contempla la descentralización de la evaluación ambiental, delegando parte de esta responsabilidad a las alcaldías, para lo cual se presentará una reforma a la Ley de Medio Ambiente.

El nuevo sistema reducirá en un 30% el tiempo de autorización de los permisos ambientales. Eso significa que para los proyectos de gran impacto cuyo trámite tarda en promedio 70 días, se realizará en solo 49 días (21 días de ahorro). Mientras que en proyectos de impacto leve –que por lo general  tardan 20 días en obtener permiso ambiental- el tiempo se reducirá a 16 días.

“No estamos pidiendo de que este país olvide que somos un país vulnerable, que estamos en una situación vulnerabilidad extrema. Pero aún en esa situación se puede buscar una relación entre desarrollo y medio ambiente”, señaló el gobernante.

San Salvador, 19 de noviembre de 2014.