Print Friendly

La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, presentará la próxima semana una solicitud a los tribunales ambientales para que ordene el cierre de una explotación de piedra en el municipio de San Marcos, cuya actividad pone en riesgo la vida de los habitantes de al menos tres comunidades.

“Los tribunales ambientales sí tienen la potestad de utilizar la fuerza si es necesario para hacer esto. Nosotros ya preparamos el caso y el lunes vamos a llevar esta denuncia a los tribunales ambientales”, aseguró la ministra en el programa presidencial de radio y televisión Gobernando con la Gente, que se transmitió este sábado desde ese municipio.

El riesgo que provoca esta explotación de piedra –ubicada en el cerro San Jacinto– fue una de las preocupaciones expresadas por los habitantes de las comunidades al presidente Sánchez Cerén en el programa.

Alrededor de 2,700 habitantes de las comunidades El Milagro, El Mirador y Florencia Delgado corren riesgo ante la actividad de la Pedrera. Según los habitantes de estos lugares, el terremoto de 2001 provocó un desprendimiento del cerro.

“Esta pedrera no cuenta con permiso ambiental y no podría contar con permiso ambiental porque está en una zona evaluada como de alto riesgo”, señaló la ministra.

Aseguró que este problema se registra desde 1999 y que al inicio de la gestión actual el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales solicitó hacer su labor a la Fiscalía General de la República, la cual, a la fecha, no ha ordenado el cierre.

Ante esto, la ministra aseguró que los tribunales ambientales tienen la potestad para ordenar el cese de operaciones de esta pedrera.

“Aquí hay ya tribunales ambientales, hay un Ministerio de Medio Ambiente que va a ser cumplir la ley y  hay un presidente que tiene toda la valentía para enfrentar este y muchos otros problemas”, sostuvo la funcionaria.

San Salvador, 18 de abril de 2015.