Print Friendly

El modelo de Policía Comunitaria que está implementando el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén permitirá consolidar a la Policía Nacional Civil (PNC) como la institución garante de la seguridad pública y la paz social, alejada del enfoque de una corporación que usa la represión como única herramienta de trabajo.

Al celebrar 22 años de fundación de la PNC, el gobernante afirmó que ser policía implica “dejar sus propios intereses por el bien de la colectividad”, por lo que “requiere tener espíritu de servicio, de entrega hasta de su propia vida”.

“El policía comunitario todavía requiere de un esfuerzo mayor: El ser parte de una comunidad, de velar por su seguridad y juntos construir armonía y convivencia”, expresó el jefe de Estado sobre este enfoque que bajo su mandato ha comenzado a desarrollarse con el despliegue en 42 sectores de San Salvador y que progresivamente se extenderá a todo el país.

Añadió que “con esta nueva filosofía de actuación dejamos lejos el concepto de las policías que solo tenían como instrumento la represión. Ahora el policía es un policía amigo, servidor de la comunidad, que genera confianza y que representa a un gobierno que busca que sus ciudadanos vivan en seguridad y dignidad”.

El gobernante exaltó los méritos de la PNC como una institución profesional, nacida o de los Acuerdos de Paz y que ha combatido con contundencia al crimen.

En este marco, resaltó que con el modelo de Policía Comunitaria se profundizará el contacto con la población para obtener mejores resultados y abonar el ambiente de seguridad en todo el país.

Según el director de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), Jaime Martínez, desde 2010 a la fecha, un 95 por ciento de los más de 23 mil agentes policiales están capacitados para aplicar el enfoque de policía comunitario, una apuesta que busca integrar a la población en los planes de seguridad y logar más cercanía para resolver los problemas de inseguridad y convivencia, así como el impulso de labores de prevención.

San Salvador, 18 de agosto de 2014.