Print Friendly
  • Los trabajos realizados por el Ministerio de Obras Públicas en San Salvador durante la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén contribuyen al dinamismo económico, gracias a la agilizando del tránsito de personas y mercancías.

 

Las obras ejecutadas en la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén en la red vial de San Salvador no tienen precedentes en la historia del país, dotando de infraestructura moderna a la capital, principal centro de actividad comercial a nivel nacional.

El ministro de obras públicas, Gerson Martínez, detalló que las intervenciones que realiza la institución que dirige en distintos puntos de la capital contribuirán a agilizar el tránsito de personas y mercaderías, contribuyendo a acelerar el dinamismo económico.

Las intervenciones del Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través del FOVIAL, se concentran en tres frentes: el paso multinivel en el redondel Naciones Unidas (obra entregada y en funcionamiento); el redondel Masferrer (cuyo túnel ya fue habilitado); y el paso multinivel en la zona del Rancho Navarra (cuyos trabajos se prevé inicien en noviembre).

En las monumentales obras de los redondeles Naciones Unidas y Masferrer la inversión gubernamental asciende a $33,7 millones, lo que convierte a San Salvador en una ciudad más moderna.

En Masferrer la obra vial ya ha sido finalizada y entregada por el presidente para el uso de los automovilistas, pero se continúan las obras complementarias y el componente paisajístico, el cual ha sido diseñado considerando criterios inclusivos, para facilitar la movilidad de los peatones.

Es así como se trabajará en la construcción de pasarelas peatonales que incluyen rampas, elevadores y escaleras, cumpliendo con las normas de accesibilidad universal, y se contempla un circuito accesible de baldosas táctiles para uso de personas ciegas.

“La solución no solo es infraestructura, también es de la gestión vial”, detalló el ministro.

En efecto, las obras realizadas serán complementadas con acciones como la eliminación de algunos semáforos o plantear el cambio de sentidos de algunas vías.

Al ser entrevistado en el programa Frente a Frente, de la Telecorporación Salvadoreña, el funcionario señaló que en la ejecución de estas obras el MOP ha procurado generar el máximo ahorro sin descuidar la calidad de las obras.

“Nosotros ponemos a competir realmente a las empresas. Entonces, aunque prevalece el criterio técnico, la ponderación de los aspectos económicos es fundamental”, indicó.

“Si hay competencia real en el mercado y hay transparencia, entonces, los costos tienden a reducirse porque hay una competencia real”, añadió.

La visión planteada por el Gobierno a través del MOP va más allá, y trasciende a una sola administración: completar un corredor interoceánico que establezca una ruta desde el puerto de Acajutla buscando el mar atlántico (en los vecinos países), sin atravesar la capital.

El ministro detalló que esto implicará trazar una vía desde la zona de Armenia (departamento de Sonsonate) hacia el Sitio del Niño (departamento de La Libertad) y crear un puente entre Tacachico (La Libertad) y Nueva Concepción (departamento de Chalatenango), para conectar con la Longitudinal del Norte.

“[Esto] permite que todo el flujo que venga de Guatemala, de Santa Ana, de Sonsonate, Acajutla, etcétera, no tenga que venir a San Salvador; que el flujo que va para el oriente o va para Honduras no tenga porqué entrar a la garganta de Los Chorros”, señaló el funcionario.

“Es una suerte de baipás, una suerte de periférico, que permite que no tenga porqué entrar esa carga [vehicular] a la capital”, explicó sobre esta proyección.

San Salvador, 14 de septiembre de 2016.