Print Friendly
  • El jefe de Estado reconoce en el próximo cardenal católico su búsqueda constante de soluciones a los problemas nacionales y su compromiso como uno de los principales guías espirituales de El Salvador.

 

 El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, envió su saludo hasta la ciudad del Vaticano al obispo auxiliar de San Salvador, Monseñor Gregorio Rosa Chávez, quien mañana será nombrado por el Papa Francisco como cardenal de la Iglesia católica.

 

El saludo, pronunciado en la colonia La Campanera, en el municipio de Soyapango, fue dirigido a “alguien tan especial” para la nación salvadoreña, según las palabras del mandatario.

 

“Se convierte en el primer cardenal salvadoreño y es un orgullo para El Salvador contar con guías espirituales como monseñor Rosa Chávez”, expresó el estadista.

 

“Reconocemos su contribución al proceso de paz en El Salvador y su apoyo constante en la búsqueda de soluciones a los problemas”, agregó durante su discurso con motivo de lanzar un programa de vivienda social.

 

El Presidente reconoce en Monseñor Rosa Chávez a un “hombre de fe” y considera que el nombramiento como cardenal católico es “una muestra de su férreo compromiso con las enseñanzas y el amor de Jesucristo, así como con las causas sociales y el fomento de la reconciliación, la paz y la justicia”.

 

 

San Salvador, 27 de junio de 2017.