Print Friendly
  • El portavoz de la Presidencia destacó la dedicación del obispo salvadoreño a la obra social y su aporte a los procesos históricos como los Acuerdos de Paz. Señaló que su nombramiento como cardenal de la Iglesia católica abonará al proceso de canonización del beato Óscar Arnulfo Romero.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, aseguró hoy que el anuncio hecho por el Papa Francisco sobre el próximo nombramiento de monseñor Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, como cardenal de la Iglesia católica es una noticia de gran importancia para el país entero, no solo para los fieles católicos.

 

“Esto es muy importante para la comunidad católica salvadoreña y no solo para la comunidad católica, esto es un hecho de relevancia para todo el país. Monseñor Gregorio Rosa Chávez ocupa un lugar importantísimo en el corazón de los salvadoreños y las salvadoreñas”, sostuvo el funcionario en El Salvador Ahora, transmitido por Televisión de El Salvador y Radio Nacional.

 

“Este es un hecho que trasciende las banderas políticas, las barreras ideológicas, por qué, porque estamos hablando de un hecho de fe, de esperanza, que son valores que se han venido multiplicando en el país”, añadió.

 

El vocero presidencial destacó la entrega que monseñor Rosa Chávez ha demostrado a lo largo de su servicio eclesial en favor de distintas causas sociales, así como su decidido compromiso con el diálogo para poner fin al conflicto armado, proceso que derivó en la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

 

“Monseñor Rosa Chávez es un hombre que ha empeñado su vida, no solo a las causas de la sociedad como tal, de los más desvalidos. Él ha trabajado mucho por temas ambientales, ha trabajado mucho en temas de orden moral en la sociedad, de orden espiritual”.

 

“Él es uno de los artífices también que respaldó en su momento todo el proceso de paz. Ha sido un hombre que ha sido un predicador de la paz también en el país”, dijo.

 

Agregó que su obra ha tenido un reconocimiento internacional mediante a labor que ha realizado al frente de la organización Caritas para Latinoamérica y para El Salvador.

 

Además, sostuvo que su nombramiento como cardenal abona un nuevo impulso al proceso de canonización del beato salvadoreño Óscar Arnulfo Romero.

 

“Él tiene el mérito, el prestigio de haber sido parte del equipo de trabajo de Monseñor Romero. Él estuvo muy cerca de las acciones, del pensamiento de Monseñor Romero”, recordó.

 

“Nosotros tenemos la esperanza que con estos nuevos hechos eso abone el camino definitivo para la canonización de Monseñor Romero”, agregó el funcionario.

 

 

San Salvador, 24 de mayo de 2017.