Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén invitó hoy a la sociedad salvadoreña a sumarse a la gran movilización por la paz, la vida y la justicia que tendrá lugar el próximo 26 de marzo, y la cual pretende ser una expresión nacional en contra de la violencia e inseguridad que afecta al país.

“Como gobierno nos comprometemos a dar el respaldo y las facilidades para que todas aquellas personas que quieran mostrar su voluntad por luchar por la paz también se movilicen, y que el país vea que somos más los que queremos paz y convivencia”, dijo el mandatario en conferencia de prensa celebrada hoy en Casa Presidencial.

Esta actividad es organizada por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), tras el llamado que hizo el Presidente de la República a esta entidad en la que participan distintos sectores sociales comprometidos con la seguridad de la nación.

En la conferencia de prensa el gobernante aseguró además que el Ejecutivo está llevando adelante una serie de iniciativas orientadas a combatir el flagelo de la violencia, y en este marco es fundamental la coordinación y articulación con los órganos Legislativo y Judicial, con cuyas autoridades sostuvo una reunión el pasado 6 de enero para establecer compromisos y acuerdos en este tema de relevancia nacional.

En la reunión, en la que también participó el Fiscal General, “definimos que la prioridad del Estado es atacar el fenómeno de la inseguridad para llevar tranquilidad al país”, dijo el mandatario.

Explicó que la Fiscalía General de la República se ha comprometido a fortalecer las investigaciones delictivas y a establecer una mayor coordinación con la Policía Nacional Civil para que ningún delito quede impune, mientras que la Corte Suprema de Justicia trabajará en una depuración del sistema judicial, que permita la suspensión de jueces que tengan vínculos con grupos delictivos.

“Estamos actuando, no estamos cruzados de brazos, estamos fundamentalmente trabajando por lograr que El Salvador sea un país seguro”, dijo el jefe de Estado.

San Salvador, 11 de febrero de 2015.