Print Friendly

Un grupo de más de 40 niñas y niños que son atendidos por el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) “Gotitas de Amor y Esperanza” llegaron hoy a la Residencia Presidencial para compartir un espacio de diálogo y esparcimiento con el presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez.

Este Centro de Atención es administrado por la Fundación Enlace Comunitario de Amor y Esperanza (FECAE) y atiende a niñas y niños de las comunidades Díaz, Altamira, El Guaje y Vásquez de Soyapango, y su principal misión se centra en acciones de prevención de violencia, con énfasis en los valores morales y espirituales.

Aquí los niños reciben formación académica que incluye clases de inglés, computación y formación artística, así como refuerzo de sus clases, conocimientos que el presidente Sánchez Cerén calificó como esenciales para su desarrollo.

“Necesitamos darles una formación, creación de habilidades y conocimientos para que cuando lleguen a bachillerato y a la universidad sean los mejores alumnos y después se conviertan en los mejores ciudadanos de este país”, dijo el mandatario.

Agregó que la Residencia Presidencial es una “casa inclusiva”, que durante su gestión permanecerá abierta para todos aquellos sectores de la sociedad.

“Esta casa que ustedes ven tan grande y que van a recorrer parte de ella, es una casa donde muchas personas no podían venir (…) hoy la hemos abierto para todos aquellos sectores olvidados”, dijo el mandatario.

En su intervención, el jefe de Estado felicitó a FECAE por enfocar su trabajo no solo en la formación académica, sino también en la promoción de valores morales.

“Esta fundación les ha dado seguridad, atención en salud, alimentos pero lo más importante es que les ha enseñado a ser personas disciplinadas, bondadosas, y valientes”, aseguró.
Durante la visita, las niñas y niños participaron de diversas actividades culturales y artísticas, y tuvieron la oportunidad de expresar sus sueños y anhelos y compartirlos con la pareja presidencial.

“Le doy las gracias al Presidente en nombre de todos los niños del Centro de Desarrollo Infantil Gotitas de Amor y Esperanza por la oportunidad que nos ha dado de estar aquí y conocer la Residencia Presidencial y compartir un desayuno con usted, este será un momento que marcará nuestra infancia”, dijo Emily, una de las niñas atendidas por FECAE.

Por su parte, Rodrigo Alejandro, de la comunidad Matazano 3 declamó el poema Mi País, cuyos versos no solo reflejan el orgullo de un niño de ser salvadoreño, sino también su promesa de convertirse en un ciudadano ejemplar para hacer de El Salvador un lugar mejor.

En la actividad estuvieron presentes además el ministro de Educación, Carlos Canjura, la Directora del Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia, Zaida Navas, el secretario de Cultura, Ramón Rivas, y la president de FECAE, Milagro de Cestoni.

Con la llegada del presidente Sánchez Cerén al gobierno, la Residencia Presidencial se ha convertido en una Casa Abierta para todos los sectores del país, donde no solo se promueve un espacio de diálogo y encuentro ciudadano, sino también se conoce más de las expresiones artísticas y culturales de El Salvador.

El Presidente vive junto a su esposa en su propia casa, situada en la colonia Layco.

San Salvador, 31 de enero de 2015.