Print Friendly

 

En una escena llena del simbolismo de los cambios ocurridos en El Salvador en los últimos seis años, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, ratificó este sábado 3 de octubre el compromiso de su gobierno con las niñas y niños: Por ustedes trabajamos, les dijo.

 

La Residencia Presidencial, en la avenida Masferrer Norte, de la colonia Escalón, estaba colmada por alumnos del centro escolar Hacienda Florencia, del municipio Nuevo Cuscatlán, invitados al ya tradicional programa Casa Abierta, un espacio de encuentro y diálogo, de promoción de la cultura nacional.

 

Las niñas y los niños expresaron su gratitud por la oportunidad de poder desayunar  y recorrer los salones y jardines por donde anduvieron los presidentes que antecedieron a Sánchez Cerén e incluso disfrutaron su infancia y adolescencia afortunada sus descendientes y amigos.

 

Y también agradecieron por estar cerca del estadista y su esposa, la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez, estrechar sus manos y abrazarlos, poder comprobar que ya no son las figuras ajenas y distantes que los niños del pasado apenas conocieron en las imágenes de televisión y, con suerte, en algún periódico.

 

El encuentro, de cada 15 días, estuvo dedicado en esta ocasión a celebrar el día del niño, el 1 de octubre, y de la niña, el 11, de este mes de octubre dedicado a la infancia de El Salvador.

 

En el empeño, el gobierno no está solo y este sábado fue acompañado por los representantes de la organización Plan Internacional, cuyo director, Rodrigo Bustos, un viejo amigo del Presidente, reafirmó ser un aliado del gobierno en sus programas en favor de la educación de la niñez.

 

Bustos agradeció al estadista “estos espacios en que la ciudadanía puede tener un acercamiento con el gobierno y que también los niños puedan venir acá poder conversar, conocer y estar de primera mano con el Presidente de la República y su esposa”.

 

“Quiero reiterar mis agradecimientos y felicitaciones al Presidente de la República quien en reiteradas ocasiones ha demostrado que la educación y el respeto de los derechos de la niñez forman parte esencial de sus pilares de trabajo”, dijo.

 

Al darles la bienvenida a sus invitados, Sánchez Cerén subrayó el compromiso de su gobierno de trabajar por la niñez y la adolescencia, en cuyos rostros aseguro ver reflejada la alegría de la nación.

 

“Celebrar el Día del Niño y de la Niña es pensar en la felicidad de El Salvador, es pensar en miles y miles de rostros de niñas y niños alegres, que mantienen la esperanza, que mantienen la ilusión de que van a tener una vida próspera y un futuro feliz”, expresó.

 

“Queremos contribuir también a que esa felicidad la podamos construir en este país, porque celebrar el Día de la Niña y el Niño, es comprometerse con eso, es comprometerse con la felicidad, con la alegría, porque es la única forma como una sociedad puede darle futuro a la niñez y a la adolescencia”, agregó.

 

“Una sociedad triste, una sociedad amenazada por el miedo –dijo-, no puede existir en el país y gracias a Dios los rostros  de los niños y las niñas iluminan este país”.

 

Para ello, el gobernante reiteró que el gobierno trabaja para que “no exista nadie, nadie, que no pueda ir a la escuela”,  garantizar un acceso gratuito, universal y equitativo a la salud, erradicar la pobreza, el hambre y las desigualdades, reconstruir el tejido social y para que nada obligue a emigrar a otro país.

 

“Tenemos que construirles aquí el futuro”, subrayó el líder de la nación.

 

“Son ustedes los que dan la fuerza, la valentía para seguir adelante, porque por ustedes trabajamos”, afirmó el Presidente.

 

San Salvador, 3 de octubre de 2015.