Print Friendly
  • El portavoz de la presidencia reiteró que el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén se mantiene firme en defender la propuesta presentada al Consejo Nacional del Salario Mínimo.

 

El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén no desistirá en su propuesta de fijar un salario mínimo de $250 para el trabajo en el campo y $300 para la zona rural, puesto que entre las propuestas debatidas en el Consejo Nacional del Salario Mínimo es la que más se ajusta a las necesidades de las familias salvadoreñas.

 

Para el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, “no se puede lograr el desarrollo del país, sino se reconoce de manera consciente el esfuerzo de trabajadoras y trabajadores”, quienes con un salario justo tendrán mayor poder adquisitivo que a su vez fortalecerá el dinamismo de la economía.

 

“Es momento de pagar de manera justa, ya hemos señalado cuál va a ser la consecuencia de la nivelación, del reconocimiento de un mejor salario para los trabajadores y trabajadoras, y en primer lugar es el fortalecimiento de la economía familiar, del mercado interno del país, el crecimiento para las propias empresas”, aseguró el portavoz de gobierno en la entrevista El Salvador Ahora.

 

El presidente Sánchez Cerén ha manifestado que su gobierno está comprometido  con un incremento justo al salario mínimo, y ha mostrado su total respaldo a la ministra de trabajo, Sandra Guevara, quien representa a su administración ante el Consejo Nacional del Salario Mínimo.

 

“El aumento al salario mínimo es pensar en la independencia, es pensar en la igualdad. Todos tenemos derecho a producir, pero también tenemos que tener la oportunidad de tener salarios dignos, como empleos dignos”, dijo el mandatario durante el programa Gobernando con la Gente, realizado en el municipio de San Martín a principios de mes.

 

La propuesta gubernamental ha sumado respaldos de otros sectores como la iglesia católica, que ha señalado de manera persistente la necesidad de que los trabajadores y trabajadoras reciban un ingreso justo y digno.

 

“Esta voz de la iglesia católica ha sido recurrente y además déjeme decirle que es totalmente ignorada por los medios de comunicación. Monseñor José Luis Escobar Alas ha sido persistente en el hecho de que es momento de pagar de manera justa. En definitiva, la justicia, la equidad se expresa en cosas concretas y una de esas cosas concretas es el ingreso y el salario”, dijo el vocero de Casa Presidencial.

San Salvador, 21 de septiembre de 2016.