Print Friendly, PDF & Email
  • La entrega se realizó en el marco del programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir realizados hoy en la Ciudad Heroica.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén entregó hoy una moderna ambulancia al Hospital Nacional San Juan de Dios, de Santa Ana, vehículo completamente equipado que garantizará una pronta atención médica en el caso de emergencias.

La ambulancia constan de una camilla rígida con sistema de sujeción, un carro camilla telescópica, un esfigmomanómetro aneroide portátil, un estetoscopio, dos equipos de aspiración (uno fijo y otro portátil), un glucómetro, dos tanques de oxígeno, un set de collarines cervicales y un juego de férulas neumáticas.

Asimismo, posee un colchón de inmovilización acompañado de su bomba manual de vacío, un desfibrilador bifásico con monitor, un perforador de cristales, una camilla plegable , una linterna para examen, un oxímetro de pulso de transporte, una férula de tracción para extremidad inferior, una bomba de infusión y un ventilador de transporte.

El director del Hospital Nacional San Juan de Dios,  Ramón Ábrego, agradeció al mandatario por este donativo, el cual aseguró permitirá darle al paciente transportado “un tratamiento como el de los países de primer mundo”

La entrega se realizó en el marco del programa Gobernando con la Gente y el Festival para el Buen Vivir realizados en Santa Ana, espacio en el que también se entregó una ambulancia básica al Hospital Nacional “Jorge Mazzini Villacorta”, de Sonsonate.

El gobierno del Presidente Sánchez Cerén ha impulsado importantes proyectos para elevar la calidad en la atención en el hospital San Juan de Dios, el pasado mes de mayo inauguró la moderna Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) “Jürg Weis” en la cual se brinda atención oportuna y especializada a los infantes en sus primeros días de vida.

Asimismo, la Farmacia Especializada de Santa Ana permite despachar con mayor agilidad medicamentos a pacientes con enfermedades crónicas o con recetas repetitivas, disminuyendo la afluencia de pacientes en los nosocomios públicos.

Para habilitar esta farmacia especializada, la tercera a nivel nacional,  el gobierno invirtió 1,1 millones, destinados a infraestructura, contrato del personal, equipamiento y abastecimiento del medicamento.