Print Friendly
  • El crédito vence el próximo viernes 14 de julio y está bloqueado desde hace dos años por la postura del partido ARENA de no dar sus votos para la ratificación.

 

El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, a través de su portavoz, Eugenio Chicas, reiteró la necesidad de que se desbloquee en la Asamblea Legislativa el préstamo de $115 millones del BID que permitirá la ampliación de dos tramos de la carretera del Litoral.

 

El partido ARENA se ha negado a dar sus votos para la ratificación de dicho crédito que, en caso de perderse, causará graves daños al desarrollo de una serie de proyectos estratégicos que se llevan adelante para el beneficio de la franja costera marina.

 

Los fondos son necesarios para ampliar el tramo Zacatecoluca – San Marcos Lempa y el trayecto entre Siramá y el desvío a Santa Rosa de Lima, en La Unión.

 

De acuerdo con el vocero de Casa Presidencial, este préstamo complementa el financiamiento de las obras que cuentan con el apoyo de Fomilenio II.

 

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, lanzó ayer el programa Corredores Productivos, una iniciativa que dinamizará cadenas productivas de gran impacto en 30 municipios de dicha franja, potenciando la acuicultura, la pesca artesanal, la agroindustria y el turismo.

 

“Este proyecto (Corredores Productivos) es el que está destinado a la parte de la productividad. Por lo tanto, hay una estrategia integral donde entran distintos componentes, en esto podemos sumar el enorme esfuerzo que hizo nuestro gobierno de modernizar el tramo de carretera entre Sonsonate y Acajutla, que es parte de toda esta estrategia del corredor sur”, dijo el secretario.

 

Explicó que este programa contempla además una inversión para la construcción de importantes obras que potenciarán el comercio y turismo en lugares como las islas del Golfo de Fonseca y el puerto de Acajutla.

 

“Esta iniciativa de Corredores Productivos es parte de una estrategia más integral que tiene que ver con el aprovechamiento de los recursos que nosotros tenemos en el mar, esperamos que en los próximos años el desarrollo que se vaya mostrando en toda esta región sea extraordinario”, dijo el secretario Chicas.

 

Si el país pierde el crédito del BID se limitarán las oportunidades de atraer inversionistas privados en el rubro de turismo, pues sin conectividad adecuada no se tendrían los flujos de visitantes necesarios para hacer rentables los proyectos en marcha.
Afectará posibles proyectos turísticos en el largo plazo como los de Playa Escondida y La Ventana, por un monto de 600 millones, y otros proyectos que podrían sumar hasta otros 300 millones en inversión privada.
Además, se desaprovecharán las obras de infraestructura pública contempladas en los programas Corredores Productivos ($40 millones de inversión) y Desarrollo Turístico de la Franja Costera Marina ($25 millones), ambos financiados por el BID.

 

La negativa de ARENA de aprobar este crédito también repercutirá en la competitividad de las MIPYME de la franja costera, se afectarían 14 mil empleos proyectados en la industria turística, se reducen las oportunidades de mejorar el desempeño logístico del país y de disminuir los costos y tiempo del transporte de carga y de la movilidad de las personas, así como la posibilidad de mejorar los tiempos de tránsito de las mercancías en los puestos fronterizos.

 

San Salvador, 12 de julio de 2017.