Print Friendly
  • El presidente Sánchez Cerén y sus homólogos de Guatemala y Honduras sostuvieron un encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, en el que refrendaron su alianza por la generación de oportunidades en el Triángulo Norte centroamericano.

Los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Estados Unidos refrendaron hoy su respaldo a la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con el fin de generar inclusión social, seguridad ciudadana y oportunidades de desarrollo para los habitantes de la región.

 

“Reafirmamos nuestro compromiso por una Centroamérica segura, estable y próspera”, aseguró el presidente Salvador Sánchez Cerén tras el encuentro que sostuvo junto a sus homólogos de Guatemala, Jimmy Morales, y Honduras, Juan Orlando Hernández, con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, celebrado en la capital estadounidense.

 

Durante la reunión, los mandatarios y el vicepresidente abordaron las acciones que se implementarán en el marco de la Alianza para la Prosperidad, acordada entre los cuatro países, para la cual Estados Unidos ha destinado un financiamiento de $750 millones este año.

 

El vicemandatario estadounidense también destacó la voluntad política de los gobiernos del Triángulo Norte al asignar más de $2.600 millones para apoyar el plan de la Alianza Para la Prosperidad en 2016.

 

Los funcionarios acordaron avanzar con el Plan de Acción 2016 en las áreas estratégicas señaladas en la Alianza para la Prosperidad: dinamizar el sector productivo de la economía y crear oportunidades económicas, desarrollar el capital humano, la seguridad ciudadana y la inclusión social, mejorar la seguridad pública, e incrementar el acceso al sistema legal, así como el fortalecimiento de las instituciones.

 

Además, los presidente centroamericanos reafirmaron su compromiso para fortalecer la integración energética y el marco regulatorio e institucional del Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (SIEPAC), para mejorar y expandir el sistema regional de la transmisión eléctrica y el mercado eléctrico.

 

La reunión en Washington marca un paso importante para implementar con éxito la Alianza para la Prosperidad, para fortalecer la fraternidad, el bienestar el desarrollo inclusivo y la tranquilidad para los países del Triángulo Norte.

 

 

San Salvador, 24 de febrero de 2016