Print Friendly

Amigas y amigos de la prensa:

Es un honor ser recibido por un apreciado amigo con quien compartimos principios e ideales para el bienestar y progreso de nuestros pueblos.

 

Gracias, presidente Solís, a usted, a su equipo de trabajo y al pueblo costarricense por la calidez que nos brindan durante esta primera visita oficial que realizo a la hermana República de Costa Rica.

 

En noviembre de 2014 tuvimos la distinguida visita del presidente Luis Guillermo Solís a El Salvador.

 

En esa ocasión decidimos dar un renovado impulso a los lazos que unen a nuestras dos naciones desde hace más 170 años, cuando arribó a Costa Rica el salvadoreño José María Cañas, héroe de la guerra centroamericana en la lucha contra los filibusteros.

 

Fue durante la visita del presidente Solís que convenimos en alcanzar un Acuerdo de Asociación Estratégica entre nuestras naciones, que profundizara el diálogo y desarrollara iniciativas conjuntas en materia política, social, económica y de cooperación.

 

Hoy con mucha satisfacción, celebramos la concreción de dicho compromiso. Acabamos de firmar el Acuerdo de Asociación Estratégica entre Costa Rica y El Salvadorinstrumento que ampliará el diálogo político sobre asuntos bilaterales, regionales e internacionales de interés mutuo.

 

Este acuerdo fortalecerá el comercio, la inversión, ampliará la cooperación, fomentará los intercambios y el desarrollo de emprendimientos conjuntos en el área educativa, científica y cultural.

 

Somos países con buenas prácticas y experiencias en muchos campos. Una muestra que hoy he destacado al presidente Solís es el valioso apoyo que la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y su rector, Luis Carpio, nos han brindado para crear la Universidad en Línea Educación a Distancia en El Salvador. Estamos sumamente agradecidos con la UNED por el enorme esfuerzo organizativo desplegado para trasladarnos su experiencia.

 

Tenemos en marcha el Programa de Cooperación Técnico y Científica 2014-2016 en áreas como educación, seguridad, salud, protección social, niñez y adolescencia, turismo, vivienda, urbanismo y cooperación para el desarrollo. Ahora estamos identificando posibles proyectos a integrar en el próximo programa 2017-2019.

 

Asimismo, en materia comercial y de inversión tenemos una dinámica importante. Sólo en el año 2015, el comercio bilateral fue de más de 506 millones de dólares.

 

En lo que respecta a inversiones, Costa Rica ha aumentado significativamente su presencia en El Salvador en los últimos años, especialmente en los rubros de generación de energía, servicios de construcción, maquinaria, industria y servicios aéreos.

 

Seguiremos fortaleciendo esta creciente relación. Próximamente nuestras autoridades inaugurarán el nuevo ferry que operará entre el Puerto de La Unión Centroamericana, en El Salvador, y Puerto Caldera, en Costa Rica.

 

Este es un esfuerzo del sector privado que dinamizará el comercio, reducirá costos, descongestionará el paso fronterizo y disminuirá el impacto sobre las carreteras.

 

En otro ámbito, estamos explorando la posibilidad de compartir el espacio físico de nuestra embajada en Australia para albergar nuestras sedes diplomáticas en esa nación.

 

Hemos dialogado además sobre temas de la agenda regional que impulsamos a través del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

 

Estamos convencidos que debemos continuar trabajando en temas cruciales para nuestros pueblos como lo son la seguridad democrática, integración social, lucha contra la pobreza, integración económica, cambio climático, gestión integral de riesgo y fortalecimiento institucional.

 

El Acuerdo de Asociación Estratégica que hoy firmamos nos permite aprovechar aún más las potencialidades que tenemos.

 

Atravesamos un momento trascendental de esta sólida relación, no sólo por haber alcanzado el 170 aniversario de establecimiento de lazos diplomáticos, sino también por el lanzamiento de estas iniciativas que fortalecen los lazos de fraternidad y cooperación.

 

Reitero mi agradecimiento al presidente Solís por la oportunidad de este encuentro.

 

Ratificamos nuestros votos por seguir profundizando los vínculos de amistad, sabiendo que todo este trabajo se traduce en claros beneficios para los ciudadanos y ciudadanas de El Salvador y Costa Rica.

 

Muchas gracias.

 

San José, Costa Rica, 27 de julio de 2016