Print Friendly, PDF & Email
  • Amigos y amigas de la prensa,
  • Gracias por acompañarnos este día acá en la frontera El Amatillo, escenario que hoy no solo ha servido como sede de un importante encuentro trinacional entre los Gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador, sino que representa también un lugar fundamental de cara a los esfuerzos que estamos realizando.

Esta mañana, junto a mis homólogos Juan Orlando Hernández y Jimmy Morales, hemos conversado y definido líneas de acción precisamente para que nuestros pasos fronterizos, lejos de representar obstáculos para el intercambio comercial y la movilidad de personas, se conviertan en herramientas que nos conduzcan a una integración profunda hacia el libre tránsito de mercancías y de personas naturales en nuestra subregión.

Coincidimos en que la facilitación del comercio es una pieza clave para la dinamización de nuestras economías, y  con ello, para una mayor generación de oportunidades de desarrollo y prosperidad para nuestros pueblos.

Este es un camino que, como sabemos, nuestros hermanos de Guatemala y Honduras ya habían iniciado, y al que ahora El Salvador ha decidido sumarse de manera inmediata, por lo que estamos llevando adelante un proceso acelerado para que, en el menor plazo posible, logremos esa incorporación plena a una unión aduanera trinacional.

Con ese horizonte, hemos instruido a distintas dependencias de nuestros respectivos Gobiernos, para que empiecen a dar pasos concretos para lograr dicho objetivo, siguiendo el cronograma que se definió esta semana en San Salvador, durante nuestra Primera Ronda de Negociación.

Así, por ejemplo, nos hemos establecido la meta de asegurar, en un plazo no mayor a 90 días, la implementación del paso ágil de personas, consistente en el control único migratorio en el país de salida, lo cual ayudará a una mayor fluidez de quienes crucen por los puestos fronterizos.

Amigos y amigas,

Como decía a mis homólogos de Honduras y Guatemala, todos los avances en el ámbito económico-comercial deben continuar, por supuesto, acompañados de las acciones que ya realizamos en materia de seguridad, de modo que este libre tránsito de mercancías y de personas se dé sin menoscabo de los esfuerzos para combatir al crimen transnacional.

Por eso nos congratulamos por las acciones que seguimos desarrollando de forma coordinada, especialmente a través de la Fuerza de Tarea Conjunta que lanzamos hace casi un año, y que abona la seguridad en nuestras fronteras.

Solo para ilustrarlo, nuestro Comando Sumpul, que con 650 efectivos integra la Fuerza de Tarea Conjunta, ha realizado este año unos 15 mil patrullajes disuasivos en alrededor de 140 pasos fronterizos no habilitados, con lo cual ha contribuido a la prevención del delito por parte de las redes criminales que operan en nuestros territorios.

Estamos seguros que dando continuidad a este trabajo compartido en ambas vías lograremos los resultados esperados de este proceso, al cual gentilmente invitamos al resto de los países de Centroamérica, para que en un futuro cercano podamos aprovechar los beneficios que esta integración nos ofrece a todos como región.

Finalizo agradeciendo a la Secretaría de la Integración Económica Centroamericana (SIECA) por todo su respaldo en este camino; a los demás países amigos y organismos que nos acompañan y nos acompañarán en este esfuerzo; y, por supuesto, a las hermanas Repúblicas de Guatemala y Honduras, por su decidido apoyo para lograr la pronta incorporación de El Salvador en esta ruta.

Sea para ustedes, señores presidentes Hernández y Morales, todo mi respeto y reconocimiento por mantener junto a nosotros este espíritu de unidad e integración, que se traduce en bienestar para nuestros pueblos en el Triángulo Norte de Centroamérica.

A todas y todos los presentes, muchas gracias.