Print Friendly, PDF & Email
  • Transitar hacia una economía y sociedad ambientalmente sustentable y resiliente a los efectos del cambio climático es uno de los objetivos del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019.

 

El desafío por hacer de El Salvador un país menos vulnerable ante el cambio climático y el de utilizar adecuadamente los recursos naturales, nos compromete a todos.

 

Por esta razón agradezco el esfuerzo del Consejo de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad que tras un amplio y profundo proceso participativo junto a otros sectores de la sociedad hacen posible entregar el Plan El Salvador Sustentable, recibimos este plan coincidiendo con el Día Mundial del Agua, lo cual nos hace asumir el reto por continuar trabajando por reducir los efectos adversos del cambio climático que atentan y disminuyen las opciones de desarrollo del país.

 

Hacemos votos por la pronta ejecución del Plan El Salvador Sustentable y a la vez nos satisface fundar bases sólidas para un desarrollo de país, que asegura el bienestar y calidad de vida de la población.

 

El progreso económico y social de un país está en sus recursos naturales, por tal razón se nos hace imperativo poner en marcha acciones que conserven los ecosistemas naturales, mejorar la capacidad de recuperación y reducir la vulnerabilidad.

 

Además del compromiso que tenemos por preservar el medio ambiente en El Salvador, estamos obligados a dar nuestro aporte internacional, a orientar nuestras actividades con el fin de no deteriorar la calidad de vida del planeta.

 

El Plan El Salvador Sustentable, con un marco temporal que abarca el período 2018-2030, constituye una vida estratégica que promueve el desarrollo social y económico del país, garantizando los recursos naturales y asegurándolos para las futuras generaciones.

 

Este plan es un instrumento referente, que determina lineamientos primordiales en la conservación del medio ambiente, que orienta los actores claves del desarrollo en El Salvador.

 

Asimismo, es un espacio de entendimiento y compromiso que incluye a todos los sectores de la sociedad por dirigir al país hacia el desarrollo sustentable.

 

El plan está constituido por cuatro ejes estratégicos que desarrollan acciones en gestión de riesgo, cultura de sustentabilidad, fomento de la transformación productiva y de fortalecimiento de la institucionalidad pública.

 

Nuestro país cuenta con la institucionalidad adecuada, marcos normativos y mecanismos financieros para el desarrollo del Plan El Salvador Sustentable.

 

Será el compromiso de los diversos actores quienes determinarán la magnitud de su impulso y repercusión en el territorio nacional.

 

Además de nuestro compromiso social que apuesta decididamente por mejorar y reivindicar la calidad de vida del pueblo salvadoreño, también tenemos un firme compromiso con la sustentabilidad y protección del medio ambiente.

 

Los logros alcanzados hasta la fecha en materia de sustentabilidad son la base para que logremos una exitosa ejecución del Plan El Salvador Sustentable.

 

Sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de desarrollo sustentable, pues, en nuestra gestión hemos logrado sacar a El Salvador de la lista de los países más vulnerables del mundo, según el índice de riesgo climático.

 

Esta mejor posición que ostenta nuestro país, gracias a la gestión de riesgo y adaptación al cambio climático que mantenemos como gobierno.

 

Hemos apostado decididamente por la restauración de ecosistemas, por la calidad del agua y por la agricultura sostenible.

 

Fue histórica, como decía la ministra, la Plantatón 2017, liderada por el CONASAV, que agrupó los distintos esfuerzos a nivel nacional por la restauración del medio ambiente.

 

La Plantatón superó con creces las metas establecidas, se logró reforestar más de 202 sitios con la siembra de 12 millones de árboles, un estimado de 13 mil hectáreas en 14 departamentos.

 

Un logro de país fue la reciente aprobación de la Ley de Prohibición de la Minería Metálica, Iglesia, organizaciones sociales, comunidades y fuerzas políticas, hicieron posible este hecho histórico que dio la vuelta al mundo, demostramos que es posible superar cualquier diferencia para proteger la biodiversidad y los recursos naturales de nuestro país.

 

Por otra parte, estamos renovando el parque cafetalero, entre el 2016 y el 2017, entregamos cerca de 33 millones de árboles de café, gracias a los diferentes esfuerzos que estamos desarrollando la producción de Café en el 2017 creció en 7.8 por ciento en comparación con el año anterior.

 

En el 2017 también mejoró la calidad de agua de los ríos en un 27 por ciento en comparación con el año 2013, y también está en marcha la recuperación de los ríos urbanos como el Acelhuate y El Sucio.

 

Mantenemos nuestra firme apuesta por una pronta aprobación de la Ley General de Aguas que permita de manera decisiva el uso adecuado del vital líquido para un mejor beneficio de la población.

 

Gobierno, sector productivo y actores sociales estamos invitados a trabajar alrededor de los ejes y metas establecidos en el plan.

 

Es nuestro deseo que sea el inicio de nuevos y renovados compromisos por un El Salvador sustentable.

 

Agradezco a todos los actores sociales y liderazgos reunidos en CONASAV, que han trabajado enérgicamente en la formulación de este plan, agradecemos el respaldo técnico del PNUD y la coordinación de la Secretaría de Gobernabilidad y el Ministerio del Medio Ambiente.

 

Por supuesto la realización del Plan El Salvador Sustentable también es un homenaje a un hombre que trabajó infatigablemente por todos los esfuerzos de diálogo y concertación en nuestro país, nuestro compañero y entrañable amigo, Hato Hasbún.

 

Debido a su importancia, vamos a poner todo nuestro empeño para que el Plan El Salvador Sustentable pueda convertirse en política de Estado.

 

Conservar los recursos naturales es vital para asegurar el desarrollo de El Salvador.

 

Por eso, es necesario articular agendas de trabajo y generar alianzas con actores públicos y privados que garanticen su ejecución.

 

El Plan El Salvador Sustentable se presenta hoy como un reto de país, ante nosotros está la oportunidad de garantizar el desarrollo sustentable para esta y las próximas generaciones.

 

Muchas gracias.