Print Friendly

 

  •  Querido pueblo salvadoreño:
  • Con fervor patriótico y espíritu de hermandad inauguramos las celebraciones del mes cívico, con el lema: El Salvador Avanza en Convivencia y Desarrollo.

 

Este día con mucha alegría y sentimiento de unidad entonamos las sagradas notas de nuestro himno nacional, acompañados de las voces de las nuevas generaciones, que retoman el anhelo de los héroes y mártires que hace 196 años conquistaron la independencia.

 

Extiendo un cariñoso saludo y felicitaciones al pueblo salvadoreño y centroamericano por las celebraciones de esta gesta histórica.

 

Este mes nos invita a avanzar en la unidad y convivencia de nuestra nación con el más sentido espíritu de fraternidad.

 

La Independencia significó un paso hacia la libertad, ahora nos debe inspirar como nación para continuar hacia el progreso y el desarrollo, a través de  la participación de todos los sectores de la sociedad.

 

El pueblo es el que históricamente ha marcado el rumbo para enfrentar los desafíos y prioridades, como hace 196 años nuestros próceres se unieron para alcanzar el objetivo común de independencia y libertad.

 

Esa misma vocación de poner en el centro los intereses de la Patria nos guió hace 25 años para firmar los Acuerdos de Paz, el principal logro de nuestra historia reciente, que sigue marcando el camino de justicia, democracia y dignidad del pueblo salvadoreño.

 

Mi gobierno ha dedicado importantes recursos y energías para fortalecer valores morales, cívicos y culturales, presentes en cada uno de los espacios y programas implementados en beneficio de la población.

 

Ese es nuestro propósito en Jóvenes con Todo, Actívate, las casas de la cultura y convivencia, instrumentos musicales para la paz, el acceso a las nuevas tecnologías y un decisivo impulso al deporte y la cultura, entre otros programas.

 

Saludo a los hombres y mujeres que forjan valores en las nuevas generaciones, y  que aprovechan las oportunidades y espacios de participación ciudadana para cambiar la vida en nuestras comunidades.

 

Querido pueblo salvadoreño:

 

Quienes entregaron sus vidas a lo largo de la historia seguirán siendo nuestro ejemplo en la construcción de una patria justa, democrática y libre.

 

El 5 de noviembre de 1811 en San salvador, los padres de la patria anunciaron el camino para el triunfo de la independencia en toda Centroamérica.

 

Ese fue el Primer Grito de Independencia liderado por Pedro Pablo Castillo, José Matías Delgado, Manuel José Arce, José Simeón Cañas y los hermanos Aguilar, que desencadenó un movimiento regional que lograría después de años de valiente lucha la independencia centroamericana el 15 de septiembre de 1821.

 

También recordamos las inolvidables y valientes mujeres como Manuela Miranda, Maria Felipa Aranzamendi, Manuela Antonia Arce de Lara y Maria Feliciana de los Angeles Miranda; quienes padecieron cárcel y tortura por la libertad del pueblo.

 

Los nombres de estos padres y madres de la patria, fundadores de toda una nación, resuenan en los ideales de libertad, unidad y justicia.

 

La lucha por la independencia de nuestras repúblicas es el comienzo de toda una historia de luchas y conquistas para nuestro pueblo.

 

Continuemos trabajando para alcanzar una independencia plena, que refleje mejores condiciones y calidad de vida para nuestro pueblo.

 

Esta es una tarea permanente, que requiere la participación de todos, y que nos obliga a superar y convivir con las diferencias en pro de los intereses de la Patria.

 

Muestra de ello son los resultados positivos que hoy tenemos en la reducción de homicidios, gracias al diálogo y entendimientos de amplios sectores en el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia.

 

Durante nuestra gestión las comunidades han ganado voz y voto. Todas nuestras políticas, planes y programas se han construido a partir de amplias consultas ciudadanas.

 

Amigas y amigos

 

En esta fecha permítanme rendir homenaje a nuestro querido amigo y compañero Francis Hato Hasbún, él ha pasado a la historia de El Salvador como un luchador social   una de las mentes más brillantes y comprometidas con los más necesitados.

 

Era una persona que se entregaba, para él no había distinción y trataba de igual forma a todas las personas. Nos ha dejado un gran vacío, pero seguiremos su legado, entrega y capacidad para convocarnos a la unidad de la nación.

 

Queridos compatriotas:

 

En la región hemos avanzado en la integración que soñaron y por la que lucharon nuestros próceres.

 

Un ejemplo de ello es el acuerdo que firmamos esta semana los gobiernos de Nicaragua, Honduras y El Salvador para garantizar que el Golfo de Fonseca sea una Zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad.

 

Esta es la ruta de la integración que impulsamos  en Centroamérica.

 

Ratificamos nuestro compromiso con la paz, la soberanía y el desarrollo de nuestros pueblos.

 

La verdadera soberanía es generar bienestar a la población, es  construir una nación al servicio de todos y no de unos pocos.

 

Damos inicio al mes cívico y los invito a conmemorar este hecho histórico, que abrió paso a la construcción de nuestra nación, El Salvador.

 

Nos corresponde celebrar los logros como país en 196 años de historia, pero también comprender nuestro pasado y unir voluntades para construir acuerdos de nación que lleven prosperidad al pueblo.

 

Durante este mes de la patria reflexionemos sobre la importancia de la paz y la convivencia, y celebremos en cada rincón del país con espíritu de independencia y fervor patrio.

 

Asegurarles a ustedes, nuestros niños, niñas y jóvenes un país con seguridad, tranquilidad, educación, alimentación y salud es el principal compromiso que contraemos ante los próceres y héroes de la Patria.

 

Seamos el ejemplo vivo de que El Salvador avanza en convivencia y desarrollo.

 

Muchas gracias.