Print Friendly

Veo por toda esta parte rostros, rostros encendidos, rostros llenos de alegría, esa es la juventud salvadoreña, esa es mi patria, esa es nuestra patria querida, llena de sonrisa, llena de alegría, su mirada refleja la esperanza y reflejan el optimismo de nuestra juventud.

Gracias nuevamente, se los agradezco por hacer de nuestra patria un país donde la esperanza renace cada día y les digo a todos ustedes, el país les necesita, el país los ama, el país espera construir en ustedes la fuerza, la energía, pero también la rebeldía de los jóvenes.

Jóvenes no dejen de ser rebeldes, ustedes son rebeldes de por sí.
Señores diputados de la Honorable Asamblea Legislativa, señor Alcalde de Santa Ana, Mario Moreira, señor Alcalde de San Miguel, Miguel Ángel Pereira, señor Alcalde de Soyapango, Miguel Arévalo, Excelentísimos señores Embajadores y Honorables Jefes de Misiones Diplomáticas acreditadas en el país; Yeymi Muñoz, nuestra Directora de la Juventud en INJUVE, a la señora Ministra de Trabajo, Sandra Guevara, al señor Secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, señores miembros del gabinete de gobierno, honorables representantes de organismos internacionales y agencias de cooperación, señores representantes de la sociedad civil y de las organizaciones no gubernamentales y ustedes, jóvenes, son bienvenidos, gracias por hacer de este acto un acto de alegría.
Hoy es un día de muchas razones para sentirnos alegres y renovar nuestro optimismo, porque ponemos en marcha un nuevo programa para beneficio de nuestra juventud, el Programa de Empleo y Empleabilidad Joven.
Con esa satisfacción saludo a todas y todos los que nos acompañan este día. Es para mí de mucha alegría ver el avance que tenemos en los trabajos que benefician a la juventud salvadoreña.
Uno de los ejes primordiales de nuestro Gobierno es garantizar el bienestar de la gente. Para esto, una de las estrategias que estamos desarrollando es la apuesta por los jóvenes para otorgarles oportunidades y para alejarlos de la delincuencia.
Mi gobierno tiene un compromiso con la juventud salvadoreña para garantizarle las condiciones para que sean hombre y mujeres dinámicas, capaces de influir de manera positiva en el desarrollo nacional y en el bienestar de toda la familia salvadoreña.
Me llena de felicidad estar celebrando un logro más en beneficio de los jóvenes, coordinando junto al Instituto Nacional para la Juventud. Este día lanzamos a nivel nacional la primera fase del programa de empleo y empleabilidad joven.
Este programa forma parte de los cinco proyectos que como gobierno hemos estructurado en el Plan Quinquenal de Desarrollo, con el cual estamos impulsando al país con una visión de ofrecer oportunidades de buen vivir. Estamos dando apertura a los jóvenes para que se desarrollen y capaciten en el área laboral. Proporcionamos con este programa mecanismos para la inserción de la juventud en ese ámbito.
La inclusión de la juventud salvadoreña como fuerza productiva es fundamental para lograr los cambios que estamos construyendo en nuestra sociedad. Es importante para mi Gobierno garantizar que los jóvenes sean incluidos y que participen como verdaderos agentes de transformación social.
Lo que haremos con el Programa de Empleo y empleabilidad joven es promover el desarrollo de habilidades y competencias para mejorar el acceso al mercado laboral y la inserción productiva de las juventudes.
En mayo 2015 se inició una consulta nacional para la formulación de este proyecto, en la cual participaron 12 mil 700 jóvenes de los14 departamentos.
El Programa de Empleo y Empleabilidad continuará creciendo para trascender en nuestro quinquenio como política de Estado, pues se enmarca en la Política Nacional de Empleo Juvenil.
Este programa también fomenta el reconocimiento de los derechos económicos, sociales, políticos, culturales de la ciudadanía, propiciando el desarrollo territorial a través de la participación social de la juventud.
El programa de empleo y empleabilidad se ha desarrollado a partir de un proceso interinstitucional que incluye al INJUVE, apoyado por la Secretaria Técnica y de Planificación, los ministerios de Trabajo, Educación, Agricultura y Obras Públicas, junto a CONAMYPE, INSAFORP, FISDL y CEPA.
Este programa otorga a los jóvenes desarrollo de competencias y habilidades para la vida.
Por eso se ha coordinado también con organizaciones de la sociedad civil que implementan acciones relacionadas con empleabilidad, emprendimiento e inclusión económica de los jóvenes.
El programa de empleo y empleabilidad está fortaleciendo diferentes servicios que permitirán a la juventud plantearse metas de aprendizaje y prepararse mejor para acceder al ámbito laboral y productivo.
Nuestra política de inclusión ciudadana rinde resultados positivos, logrando con el programa de empleo y empleabilidad favorecer con equidad a hombres y mujeres.
Este logro es un indicador de que los resultados planeados estratégicamente son realizables si trabajamos con la vista puesta en las necesidades de nuestro país.
Querida juventud salvadoreña:
Con la pasión y energía de ustedes el Programa de Empleo y Empleabilidad hará historia en El Salvador.
Vamos juntos a cambiar la difícil situación que están atravesando muchos jóvenes, pero para lograrlo debemos unirnos como país y construir una nación de oportunidades para la juventud.
El programa de empleo y empleabilidad es un hecho. Este mes iniciamos con la primera oficina en el municipio de Soyapango.
Después lo extendemos a San Miguel, y después a los santanecos.
Iniciamos este programa que es de ustedes y para ustedes atendiendo en cada una de las oficinas mil jóvenes, pero Yeymi le explicaba al alcalde de San Miguel que mil van a tener estipendio, pero el programa se puede abrir a otros jóvenes. O sea que puede ampliarse a más de mil jóvenes.
Estoy seguro que vamos a lograrlo.
Nuestra consigna debe ser: “SI SE PUEDE”.
Con el programa vamos a lograr que un 30 por ciento acceda al empleo, que el 10 por ciento haga prácticas laborales y empleo público temporal, que el 20 por ciento vuelva a estudiar y que un 10 por ciento desarrolle emprendimientos, y que el 30 por cientoobtenga formación profesional.
Para lograr esta noble meta le reitero al pueblo salvadoreño que estamos poniendo todas las instituciones del Gobierno en función de la juventud salvadoreña.
Hasta la fecha ningún gobierno había pensado en un programa con alcances como el que nos hemos trazado con este programa.
Para la realización de este programa haremos una inversión sin precedentes en la juventud.
Este año vamos a invertir cerca de 5 millones de dólares.
Luego sumaremos 20 millones de dólares provenientes de fondos de la Unión Europea.
Además ya comenzamos el proceso de gestión de un préstamo de 130 millones dólares que serán invertidos en este programa.
Es por eso que afirmamos con toda propiedad que esta es una inversión histórica, son más de 150 millones de dólares para empleo y empleabilidad de la juventud.
Con nuestro Plan Quinquenal de Desarrollo nos hemos puesto la meta de reducir en un 10 por ciento el desempleo juvenil en El Salvador.
Buenas noticias como estas nos invitan a la alegría, nos invitan a la esperanza, pero también nos invitan a renovar nuestras fuerzas y compromiso por un mejor El Salvador.
Queridos jóvenes salvadoreños:
Como gobierno creemos en la fuerza creativa y emprendedora de nuestra juventud. Vamos a continuar apoyándolos, acompañándoles en sus demandas y aspiraciones, construyendo juntos nuevas y mejores oportunidades que mejoren significativamente sus condiciones de vida.
La participación y trabajo de las y los jóvenes consolida la democracia, cuenten con el apoyo de nuestro gobierno para potenciar sus capacidades creadoras en beneficio del país.
Ustedes son la verdadera fuerza del cambio, la fuerza vital de la sociedad.
En esta fecha tan especial para la juventud salvadoreña, reafirmo nuestro compromiso de ampliar los programas a favor de la juventud.
Al iniciar mis palabras les decía que hoy es un día de muchas razones para sentirnos alegres y renovar nuestro optimismo.

 

Y se los digo de todo corazón: Nunca antes un gobierno puso en la juventud tanto empeño y esfuerzo para abrirle caminos y oportunidades para una vida mejor.

En una ocasión, cuando aún era candidato a la presidencia, proclamé que es la hora de la juventud.

Hoy quiero pedirles que aprovechen esta buena hora de nuestro país, que luchen con valentía, y como, dijera el Papa Francisco “échenle ganas”, así decía el Papa Francisco “échenle gana”, luchen con valentía por su futuro, el de sus familias y el de algo muy superior, el de nuestra amada patria.

Lo reitero: siempre hemos visto a la juventud como el motor del país inserto en la modernidad y el progreso, como la fuerza motriz de una sociedad más justa y solidaria.

En ustedes están depositadas las esperanzas de lograr ese El Salvador mejor que ya estamos construyendo.

Su energía, su entusiasmo, su capacidad creadora, su espíritu rebelde, son indispensables para seguir cambiando el presente y alcanzar la prosperidad que buscamos para todas y todos, sin exclusiones.
El Salvador necesita jóvenes críticos con su realidad y, sobre todo, que sean la fuerza transformadora de la nación.

¡Adelante juventud salvadoreña!

Jóvenes con todo.

Muchas gracias.