Print Friendly
  • El Plan El Salvador Seguro ha iniciado su implementación en 10 municipios con mayores índices de violencia y crimen, en los que ocurre el 75% de los homicidios que se registra en el país.
  •  Mario Vega resalta el impacto positivo en virtud de la realización de los planes integrales de prevención y contención de la violencia.

El Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) es como un El Salvador en pequeño, debido a la amplia participación de los distintos sectores sociales que voluntariamente trabajan para convertir al país en un territorio seguro para todos sus habitantes.

Así lo hizo ver el pastor Mario Vega, al citar –según dijo- a una analista- que afirmó recientemente que este consejo es “es como un El Salvador en pequeño, porque si uno piensa en qué hay en El Salvador, pues hay escuelas, hay iglesias, hay un presidente, también hay alumnos, hay deportistas, hay medios de comunicación”.

Esta frase complementó otra de las ideas que el pastor general de la Misión Cristina Elim expresó durante el programa Gobernando con la Gente, realizado el sábado pasado en Sonsonate: Este consejo, afirmó, “es el más numeroso que ha habido en la historia del país” trabajando a favor de la seguridad.

“Somos un grupo de ciudadanos a quienes el señor presidente nos invitó a inicios de su administración para formar una entidad que fuera asesora de las políticas de seguridad que el Gobierno habría de impulsar”, dijo Vega durante su participación.

 

Añadió que como miembros de esta entidad “queremos entregar nuestro aporte para resolver el problema de la seguridad y así es como hay iglesias, empresarios, medios de comunicación, universidades, colegios, sindicatos, empresarios del trasporte público, es decir como si todo El Salvador estuviera representado dentro del consejo”.

 

Como pastor “hablo desde la perspectiva de mis vivencias con las comunidades y con las personas que forman nuestras iglesias y así cada persona, el empresario como empresario, el transportista como transportista”, explica Vega sobre los roles que cada quien desempeña en este consejo que es coordinado por el secretario de gobernabilidad y comisionado presidencial para la seguridad ciudadana y convivencia, Hato Hasbún.

 

El CNSCC elaboró y acompaña la implementación en los territorios del Plan El Salvador Seguro, una estrategia integral que ha contado con el apoyo técnico del PNUD, la OEA y la Unión Europea.

 

“El Plan El Salvador Seguro hace énfasis en el tema de la prevención de la violencia, y en este tema todos  tenemos una participación importante, porque no es un problema solo del presidente, o solo de la policía, o solo de la Fiscalía, les compete a ellos sin duda, pero todos como ciudadanos tenemos un papel importante”, dijo Vega.

 

Resaltó que las acciones se han iniciado durante este año en 10 municipios priorizados, en los que ocurren el 75% de los homicidios. “Esto significa que si logramos un impacto a nivel de estos 10 municipios, entonces habrá un impacto también sustancial en el tema de la violencia”, aseguró.

 

El plan integrará en una segunda y tercera etapa a 16 y 24 municipios más, respectivamente, para sumar 50 territorios priorizados en las acciones que se realizan para prevenir la violencia y dar oportunidades a los jóvenes.

 

San Salvador,  22 de diciembre de 2015.