Print Friendly

“Némesis”, es un plan que eleva la efectividad institucional para golpear a los cabecillas, sicarios y emisarios de las estructuras terroristas que están atacando el sistema de gobierno y población en general.

El plan es parte de las Medidas Extraordinarias, por lo que cuenta con el respaldo total del Gobierno, del Ministerio Público, del sistema de justicia salvadoreño y de las fuerzas vivas de la sociedad, que han enviado un mensaje de solidaridad, de respaldo y apoyo a todos los miembros que conforman el sistema de seguridad (PNC, FFAA, DGCP).

 

“El Plan Némesis”, desarrolla acciones estratégicas en el modelo de combate a las estructuras terroristas, elevando los niveles de inteligencia, investigación, operatividad y coordinación, a través de:

 

  1. Endurecer el régimen penitenciario para los cabecillas responsables de los ataques y amenazas al sistema de seguridad.

 

  1. Disponer de un grupo especializado de Policía Nacional Civil, Fuerza Armada y Centros Penales que mejore la contundencia de las operaciones contra la cúpula de las estructuras delincuenciales, sus sicarios y emisarios, a través de la inteligencia y contrainteligencia.

 

  1. Fortalecer la coordinación con la Fiscalía y otras instancias, para agilizar el procesamiento de los delincuentes que han atentado contra agentes del sistema de seguridad (agentes policiales, soldados y custodios penitenciarios) o han efectuado amenazas contra estos.

 

  1. Elevar el nivel de acciones y mejorar las medidas operativas territoriales, a través de mayor dotación de equipo, de medios de transporte y comunicaciones para una mayor focalización y persecución a estructuras que han atacado a los agentes del sistema de seguridad.

 

  1. Implementar un protocolo de auto protección para prevenir atentados y reaccionar con mayor rapidez ante las amenazas o ataques al personal que conforman el sistema de seguridad. Mantener y elevar la moral del personal y la asistencia a las familias de los héroes caídos.

 

El Gobierno de El Salvador, a través del Gabinete de Seguridad, hace un llamado a toda la ciudadanía, a todos los sectores del país, a la Unidad Nacional para enfrentar y derrotar a la delincuencia, la cual, sin diferenciar ideologías, preferencias políticas, credos religiosos o estratos sociales amenaza a la familia y a toda la sociedad.

 

Solo con el concurso activo y participativo de toda la población, podrá ser derrotada la amenaza delincuencial.