Print Friendly

El director de la Policía Nacional Civil, el comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, informó hoy que la primera fase de la Policía Comunitaria se está ejecutando en un 70% de los sectores, tanto rurales como urbanos, de los 14 departamentos del país.

En conferencia de prensa celebrada en Casa Presidencial, el funcionario explicó que esta primera etapa consiste en desarrollar un primer “vinculo de confianza” entre el policía comunitario y la comunidad, de forma que el agente destacado pueda conocer los problemas de seguridad más sentidos por los habitantes.

“Vamos a seguir avanzando para hacer realidad que en todos los sectores se cuente ya con el trabajo comunitario, que permita sentarse con la comunidad, diagnosticar los problemas y priorizarlos para determinar qué hacer y darle solución”, explicó  el funcionario.

La modalidad de Policía Comunitaria es una de las principales apuestas de la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén para recobrar la tranquilidad en los territorios con problemas de inseguridad y aplicar medidas preventivas de la mano con las comunidades.

El director de la PNC dijo que esta interacción entre la  población y la policía está posibilitando resultados positivos. “El descubrimiento de ilícitos en diferentes lugares es producto de que hay más colaboración, más denuncia ciudadana, y la policía está más próxima, visible y cercana a la comunidad”, explicó.

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, informó que esta semana las siete mesas técnicas creadas por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia presentarán algunas de las propuestas analizadas, las cuales abonarán a las acciones que realiza el gobierno para resolver el estructural y multicausal problema de la inseguridad.

Las mesas técnicas, integradas por miembros del Consejo y sus equipos técnicos, centros de pensamiento, ONG´s y equipos técnicos de la cooperación internacional (OEA, USAID, AECID, PNUD y UE), tienen como propósito fundamental crear propuestas sobre acciones prioritarias y urgentes, para prevenir y reducir la violencia y seguridad, promover el acceso a la justicia y la atención de víctimas.

San Salvador, 25 de noviembre de 2014.