Print Friendly

La Policía Nacional Civil (PNC) ha realizado capturas de sospechosos vinculados al ataque en el que perdieron la vida dos custodios del Centro Penal de San Francisco Gotera, Morazán, registrado ayer, informó el subdirector de la corporación policial, Howard Cotto.

 

“Le puedo decir que en el caso de los custodios que sucedió el día de ayer, el nivel de reacción de la policía fue muy rápido, tenemos ya capturas y estos vendrían a convertirse, estos detenidos me refiero,  en los primeros que irían a Zacatecoluca bajo las condiciones que la disposición legal recientemente aprobada establece”, afirmó el subdirector de la PNC, entrevistado esta mañana en el programa El Salvador Ahora.

 

Estas disposiciones, aprobadas por la Asamblea Legislativa a propuesta del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, están encaminadas a reducir los tiempos y procesos para la investigación y para la imposición de penas a personas relacionadas con crímenes en contra de agentes policiales, elementos de la Fuerza Armada, fiscales y jueces.

 

También plantean que aquellos sujetos acusados de atentar en contra de estos servidores públicos serán enviados directamente al Centro Penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca.

 

El subdirector policial aseguró que ya se encuentran trabajando junto a la Fiscalía General de la República para que, lo más pronto posible, estas personas sean presentadas ante la justicia y se les apliquen las nuevas disposiciones procesales.

 

Destacó que la PNC ha realizado capturas en casi todos los casos en lo que va del año en que se ha atentado en contra de un miembro de la corporación. “Para nosotros es muy importante que estos hechos no queden en la impunidad y eso es lo que hemos venido haciendo”, dijo.

 

Añadió que la Policía se encuentra preparada también para actuar en el marco de la Ley Especial contra el Delito de Extorsión, propuesta por el Gobierno a consideración de la Asamblea Legislativa.

 

“Esta ley va a tener un impacto significativo en la investigación de estos hechos criminales”, indicó el sudirector.

 

“El espíritu de la ley lo que refleja es que el principal valladar que existe (para esta investigación) no es tanto la capacidad de investigación de la Policía Nacional Civil, sino la decisión de las personas a interponer una denuncia para que las extorsiones puedan ser investigadas”, señaló.

 

El funcionario también resaltó los esfuerzos emprendidos desde el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, que ha iniciado su despliegue en los municipios con altos índices de delincuencia en los que comenzará la ejecución del Plan El Salvador Seguro.

 

“Nosotros nos sentimos muy bien en el sentido que se genera una actitud de acompañamiento a la Policía, es decir, romper pero ya en la práctica con el concepto de que la Policía es la única que tienen que atender los problemas de seguridad y atender, como digo, en la práctica, el hecho de que todos somos parte de la seguridad”, recalcó.

 

Agregó que el despliegue de la Policía Comunitaria en todo el país continúa, lo cual contribuirá a elaborar diagnósticos localizados, que ayudarán a delimitar con precisión el trabajo que cada comunidad requiere por parte de la corporación policial o de otro tipo de instituciones.

 

 

 

San Salvador, 24 de febrero de 2014.