Print Friendly

Autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio de Defensa Nacional presentaron hoy en Casa Presidencial el Plan General de Seguridad que el gobierno implementará para garantizar que la población salvadoreña pueda votar con tranquilidad en los comicios del domingo 1 de marzo.

El plan ha sido articulado por las referidas instituciones de seguridad en coordinación con el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la Fiscalía General de la República, y el mismo se implementará en tres fases: antes, durante y después de las elecciones con la participación de más de 23.200 policías y 9.100 efectivos militares.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, manifestó que este plan tiene como propósito “garantizar que los ciudadanos tengan toda la seguridad a la hora de ejercer su derecho constitucional” del sufragio.

“En la primera fase hemos cubierto todo lo relacionado a la seguridad en las diferentes sedes del Tribunal Supremo Electoral, como son las oficinas del mismo, la imprenta donde fue elaborado el material electoral, la Dirección de Organización Electoral, 21 sedes logísticas y las demás instalaciones críticas, que hemos cubierto y que mantendremos la seguridad hasta que finalice el evento en total”, dijo el director de la PNC, el comisionado Mauricio Ramírez Landaverde.

Aseguró que en esta primera etapa se han cubierto además los simulacros de transmisión de resultados desarrollados el 15 y 22 de febrero, y se está brindando seguridad a los vehículos que están distribuyendo el material electoral a las diferentes juntas departamentales, para que lleguen sin problemas a cada uno de los centros de votación.

“Hemos desarrollado coordinación con los partido políticos, organismos electorales, y nos mantenemos en coordinación con ellos colaborándoles en todos los acuerdos y resoluciones que emitan para el normal desarrollo de la elección”, agregó.

Asimismo, destacó que las autoridades velarán por el fiel cumplimiento a la restricción de venta, distribución y consumo de bebidas alcohólicas, la cual entrará en vigencia a partir de la cero horas del sábado 28 de febrero hasta el 2 de marzo.

Las tareas principales de la segunda fase del plan, que iniciará el día de los comicios electorales, consistirá en brindar seguridad en los 1,595 centros de votación desplegados en todo el país, y se efectuarán registros para evitar que personas armadas ingresen a los mismos.

De igual forma, se desarrollarán dispositivos de seguridad vial para garantizar una movilización fluida, para que los salvadoreños puedan ejercer su voto con la rapidez solicitada por el organismo colegiado.

En esta fase, se garantizará además la seguridad en la transmisión de los resultados preliminares, que será de manera electrónica desde cada uno de los centros de votación, así como al traslado de las actas hasta el Centro Nacional de Procesamiento de Resultado Electorales que estará instalado en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), en San Salvador.

El comisionado informó que la tercera fase, que iniciará el 2 de marzo, se centrará en las tareas de seguridad para el traslado del resto de material electoral que aún permanezca en los centros de votación después del cierre de los mismos, así como al momento del escrutinio final en el CIFCO, el cual contará con un despliegue especial para garantizar que no haya ningún evento que interrumpa, retrase o dificulte la terminación de este proceso.

Por su parte, el ministro de la Defensa Nacional, David Munguía Payés, informó que la institución pondrá a disposición tropas adicionales para garantizar la seguridad en este proceso, y continuará con el patrullaje en los 33 municipios identificados con mayor índice de violencia, cubriendo 8 departamentos con nueve fuerzas de tarea.

Asimismo, anunció que se reforzarán los dispositivos en las fronteras, y se garantizará la seguridad en las periferias de los centros penales para evitar intentos de fuga, así como patrullajes conjuntos en todo el territorio nacional incluyendo los centros educativos que servirán como centros de votación.

San Salvador, 27 de febrero de 2015.