Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén llamó ayer a la población salvadoreña a unirse a los esfuerzos realizados por las instituciones que forman parte del Sistema Nacional de Protección Civil para combatir las epidemias del dengue y la chikungunya, a través de la erradicación de los criaderos del zancudo transmisor de ambas enfermedades.

 

“El Sistema Nacional de Protección Civil es una unión entre las comunidades, entre los actores locales y las instituciones del Estado. Todas, todos ahora estamos unidos para enfrentar todas estas epidemias”, destacó el jefe de Estado durante el programa Gobernando con la  Gente.

 

Por su parte, el viceministro de Servicios de Salud, Julio Robles Ticas, aseguró que esta es la sexta semana en la que el dengue ha tendido a la disminución de forma radical, mientras que se cumple la primera semana en la cual el chikungunya se ha estabilizado.

 

“Nosotros como Ministerio de Salud estamos identificando los sitios donde más frecuentemente hay zancudo y donde más frecuentemente hay transmisión de la enfermedad. En este caso, San Salvador y sus municipios tienen el 60% del chikungunya de todo el país”, indicó el viceministro.

 

Anunció además que a partir del próximo martes se realizará en todo el país la cuarta gran jornada nacional para la erradicación del zancudo, por lo que hizo un llamado a la población a poner de su parte en esta labor.

 

El mandatario salvadoreño también reiteró este llamado, asegurando que poco más del 70% de los criaderos de zancudos se encuentran en los hogares.

 

“Lo que tenemos que hacer ahora es unirnos en estas grandes brigadas para exterminar el zancudo, si terminamos con el zancudo terminamos con la enfermedad”, subrayó el presidente.

 

 

San Salvador, 18 de octubre de 2014