Print Friendly

 

  • La cofundadora y presidenta del Comité de Familiares de Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos presentó “Mi razón para vivir”, libro testimonial sobre la época del conflicto armado cuya publicación contó con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Presidencia.

 

“Tenemos la obligación de contar la otra historia, la de las heroínas y héroes”, manifestó la cofundadora y presidenta del Comité de Familiares de Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos (CODEFAM) al presentar su libro, “Mi razón de vivir”, que relata sus vivencias como luchadora social durante el conflicto armado en El Salvador.

 

La obra, presentada este jueves en el Museo Nacional de Antropología “David J. Guzmán” y cuya publicación contó con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, es un testimonio fiel de los orígenes de las organizaciones populares campesinas que se enfrentaron a las dictaduras militares durante la segunda mitad del siglo pasado.

 

“Le dejo este libro a la juventud, para que conozca una parte de la historia que vivimos los salvadoreños”, aseguró la autora de estas memorias durante el acto de presentación, al cual asistieron también la secretaría de Cultura, Silvia Elena Regalado, el procurador de Derechos Humanos, David Morales; el director nacional de archivos y bibliotecas, Manlio Argueta, y Claudia Sánchez, quien junto al escritor Iosu Perales colaboró en la redacción del libro.

 

El documento histórico fue prologado por el presidente Salvador Sánchez Cerén, quien reconoce la lucha por la justicia que Madre Guadalupe –como se le conoce popularmente– ha abanderado a lo largo de su vida.

 

“En la historia de Guadalupe Mejía Delgado late la historia del país, con sus anhelos y sus dolores, con sus luchas épicas y sus sacrificios”, escribe el presidente en el prólogo.

 

“Su vida representa a miles y miles de mujeres que han hecho de sus vidas una demostración de su fuerza ética y de sus convicciones humanistas y libertarias”, añade.

 

La secretaria de cultura aseguró que “la publicación es un fiel testimonio de esos años tormentosos que vivimos los salvadoreños en las décadas de los setentas y ochentas, pero también narra la historia de una mujer que luchó a capa y espada con la esperanza de un mejor El Salvador”.

 

“Quiero hacer una invitación a los jóvenes a que lean este libro y reflexionen sobre lo ocurrido en el tiempo de la guerra y que luchemos para que nunca más estos hechos se vuelvan a repetir”, reiteró la autora a la audiencia que asistió a la presentación.

 

San Salvador, 28 de enero de2016.