Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén dijo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas que es “urgente modificar la arquitectura financiera y mecanismos de cooperación internacional” para que responda a las necesidades y desafíos de los pueblos.

“Es necesario renovar los términos bajo los cuales se concede la asistencia para el desarrollo, sus montos, y la implementación de medidas que faciliten los principios del desarrollo sostenible”, pronunció el mandatario en su primera intervención ante este organismo internacional.

El jefe de Estado llamó a las Naciones Unidas a mantener los recursos y los programas en América Latina y particularmente en Centroamérica, independientemente de la clasificación macroeconómica de cada nación.

“Como la mayoría de los países en desarrollo enfrentamos los mismos desafíos: Reducir la pobreza, las desigualdades sociales y construir las condiciones para que las familias tengan vidas más saludables y seguras”, precisó.

El mandatario además destacó las acciones regionales y multilaterales realizadas a través del Sistema de la Integración Centroamericano (SICA) basadas en la
Integración económica; integración social y lucha contra la pobreza; gestión integral  del riesgo y adaptación al cambio climático; el fortalecimiento institucional y la seguridad democrática.

“Los esfuerzos que realizamos desde estos organismos regionales, como el SICA y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), son fundamentales y están orientados a fortalecer la solidaridad y la cooperación entre todos los pueblos del mundo”, recalcó.

También hizo un llamado a la unidad y a la renovación de este organismo mundial: “Debemos unirnos para avanzar en el proceso de reforma de Naciones Unidas, especialmente porque necesitamos contar con una organización fortalecida y renovada”, dijo el presidente salvadoreño.

Nueva York (EE.UU.), 26 de septiembre de 2014.