Print Friendly, PDF & Email
  • El encuentro tuvo lugar en Casa Presidencial y contó también con la participación de titulares de las instituciones del Ejecutivo que ejercen acciones en el marco del programa de reparación de víctimas del conflicto armado.

El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, sostuvo hoy una reunión de trabajo con miembros del Consejo Consultivo de Registro de Víctimas, donde se analizó, junto a miembros de su gabinete, los avances en el programa de Reparaciones a las Víctimas de Graves Violaciones a los Derechos Humanos en el Contexto del Conflicto Armado Interno.

 

Este programa atiende al Decreto Ejecutivo 204/2013, y el mismo contempla cuatro tipos de medidas de reparación en lo referente a la rehabilitación, indemnización, dignificación y garantías de no repetición de los hechos, donde diversas instituciones del Estado juegan un papel primordial para su cumplimiento.

 

En materia de salud, se destacó la creación de las mesas de seguimiento donde se realizan reuniones periódicas con organizaciones de víctimas; el establecimiento de una red de enlaces técnicos de hospitales para la atención de víctimas en las regiones metropolitanas, oriente, central y hospitales de tercer nivel.

 

Se informó además que el periodo de febrero a octubre de 2017 se brindaron 2,687 atenciones ambulatorias, 2,687 por especialidad y se asistieron a 1,357 víctimas en las jornadas de los grupos de apoyo psicosocial.

 

En lo que respecta a educación, en el programa de moral y cívica se ha incorporado el tema de la memoria histórica con enfoque de derechos humanos y género, donde 2,357 docentes de ciencias sociales se están formando en esta temática.

 

Asimismo, bajo la autoría de la Secretaría Técnica y de Planificación se está trabajando en el proyecto de “Becas Solidaridad”, que adecuará el requisito de “excelencia académica”, para el ingreso, y los criterios de “necesidad, buen rendimiento y acceso a víctimas y sus familiares”.

 

De acuerdo con el Secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana, este proyecto ha sido presentado a la Asamblea Legislativa para que puedan aprobar los fondos que permitan inyectarle más recursos y ampliar la cobertura de los beneficiados.

 

De igual forma, 1,835 familias están recibiendo transferencia sobre salud y educación, así como 3,421 personas adultas mayores víctimas del conflicto armado reciben un beneficio monetario. En este contexto, se analizó la ruta para adecuar los parámetros de los programas del FISDL a las necesidades del sector de víctimas.

 

En el ámbito cultural se han emitido declaraciones de bienes culturales y medidas para conservar y proteger monumentos en los lugares donde sucedieron las masacres de El Calabozo,  La Bermuda y Santa Cruz, mientras que en el área comunicacional destaca la producción y transmisión de 90 programas de “Memoria Viva” y el documental “El Mozote, nunca más”, así como la organización de cine foros en escuelas, universidades y organizaciones para difundir ampliamente estas producciones.

 

En el área de la agricultura, se reportó la realización de cuatro reuniones de coordinación para seguir cumpliendo las necesidades que reporta el sector, especialmente en el beneficio que se brinda a través de paquetes de semillas y otros programas de apoyo del MAG.

 

En el encuentro también se abordaron aspectos de la reforma integral a la formación en derechos humanos tanto en la Fuerza Armada como en la Academia Nacional de Seguridad Pública, un punto trascendental en la ruta para que hechos como los que sucedieron en los años del conflicto jamás vuelvan a ocurrir en El Salvador.

 

El Presidente Sánchez Cerén reiteró la voluntad de su gobierno de continuar impulsando, a través de todas las instituciones que competen al Ejecutivo, acciones que dignifiquen a las víctimas del conflicto y a sus familias, y que les generen oportunidades de desarrollo.

 

“Informarles nuestra voluntad de continuar trabajando, con las limitaciones que podamos tener, pero con la voluntad de seguir adelante, de responder a este compromiso que tenemos con las víctimas”, dijo el gobernante.

 

“Sabemos que no hay reparación para el dolor de las víctimas, pero lo que tratamos es generar las condiciones para que puedan vivir dignamente, en el marco de las posibilidades que tiene el país”, agregó.

 

Aseguró que su gobierno trabaja por establecer una visión común con todos los sectores para que el país pueda contar con una “verdadera política de reparación de víctimas”.

 

 

San Salvador, 16 de febrero de 2018.

Reunión con Consejo Directivo de Registro de Víctimas.