Print Friendly
  • El gobernante salvadoreño acude junto a sus homólogos centroamericanos y de República Dominicana al encuentro del principal organismo de integración de la región, cuya presidencia pro témpore será asumida por Panamá.

 

El Presidente Salvador Sánchez Cerén llegó esta tarde a la ciudad de San José, Costa Rica, para asistir a la XLIX Cumbre de Jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que será inaugurada el día de mañana en esa ciudad.

 

El gobernante arribó cerca de las 4:30 de la tarde al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, donde fue recibido por el vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano, y el embajador de El Salvador en ese país, Sebastián Vaquerano.

Durante el cónclave tendrá lugar el acto de traspaso de la presidencia pro témpore del SICA para los próximos seis meses, que le corresponde a Panamá, y que será recibida por el jefe de Estado de ese país, Juan Carlos Varela, de manos del presidente Luis Guillermo Solís, de Costa Rica, que asumió dicha presidencia en el último semestre.

Dicho cargo fue ostentado por El Salvador entre julio y diciembre de 2015, período en el cual el gobierno del Presidente Sánchez Cerén impulsó el trabajo regional priorizando tres áreas de acción: seguridad democrática, gestión integral del riego y cambio climático, y la integración económica, con énfasis en la facilitación comercial.

El inicio de la Cumbre está previsto para este jueves a las 10 de la mañana con la presencia de los Jefes de Estado de los países miembros reunidos en pleno, frente a quienes el gobernante salvadoreño disertará sobre el estado de la integración en la región y los esfuerzos de El Salvador para consolidarlo.

El SICA está conformado por El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana. Asimismo, cuenta con un grupo de países observadores: México, Chile, Brasil, Argentina, Perú, Estados Unidos, Ecuador, Uruguay, Colombia, Taiwán, España, Alemania, Italia, Japón, Australia, Corea del Sur, Francia, la Santa Sede y el Reino Unido.

San Salvador, 28 de junio de 2017.