Print Friendly, PDF & Email
  • Este proyecto beneficiará a más de un millón y medio de habitantes del Área Metropolitana de San Salvador y garantizará el recurso hídrico para los próximos 25 años.

 

 

El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén emitió hoy la orden de inicio de las obras de rehabilitación de la Planta Potabilizadora Las Pavas, un proyecto estratégico que garantizará el servicio de agua potable a un millón y medio de habitantes del Área Metropolitana de San Salvador.

 

“Este proyecto es una reafirmación de que para nuestro gobierno el tema del agua es un derecho humano y una prioridad nacional”, dijo el mandatario en el acto.

 

Para el presidente Sánchez Cerén, con la modernización de la planta de Las Pavas, se está contribuyendo al desarrollo del país y como sociedad se debe proteger este recurso garantizando su uso de una manera responsable.

 

En su mensaje, el estadista agradeció al gobierno de Francia y al BCIE, por los los préstamo otorgados, los cuales aseguró “serán invertidos de manera eficiente y transparente por ANDA.

 

La Planta está ubicada en el caserío Las Pavas, del cantón Papaturral, en el municipio de San Pablo Tacachico (La Libertad), y la misma produce agua potable para un promedio de 1.5 millones de habitantes del Gran San Salvador.

 

Para este proyecto se ha destinado una inversión de 78.4 millones de dólares, de los cuales 61.5 millones provienen del préstamo otorgado por el gobierno de Francia, y 16.9 millones son parte del crédito complementario del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

 

El préstamo conferido por Francia será destinado a la parte electro-mecánica, mientras que, con los fondos restantes, se realizarán obras civiles, como la protección del río que garantizará el suministro de agua.

 

La empresa ganadora de la licitación es Suez Internacional S.A.S, y a partir de este día dispondrá de 24 meses para ejecutar los trabajos requeridos.

 

Las labores abarcan el cambio de 29 motores e igual número de turbinas, transformadores de potencia, controles eléctricos y compuertas dañadas en el río, además de la construcción de 2 kilómetros de gaviones piramidales al costado izquierdo del río.

 

Con la modernización de la planta se reducirá un 25 por ciento el consumo de energía eléctrica, optimizando los procesos productivos y la puesta en marcha del proyecto generará más de mil empleos directos e indirectos.

 

En el acto el jefe de Estado también reiteró la urgencia de la aprobación de una Ley General de Aguas, que garantice la protección del recurso hídrico y su distribución eficaz y sostenible.

 

“Este es un tema crucial en el que la población podrá comprobar quiénes están del lado de las mayorías. Por eso, una vez más convocamos a sumar voluntades y alcanzar acuerdos, con la convicción de que el bienestar de la población está por encima de cualquier interés de una fuerza política o individual”, dijo.

 

San Salvador, 7 de marzo de 2018.

 
Las Pavas 01