Print Friendly, PDF & Email
  • Jóvenes  voluntarios del Programa Nacional de Alfabetización izaron la bandera que declara a Cuscatancingo como municipio libre de analfabetismo. Este es el territorio número 90 del país en recibir esta distinción, y el quinto del departamento de San Salvador.

2018 ha sido declarado por el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, como el Año de la Alfabetización en El Salvador. Hoy, en la primera edición del año del programa Gobernando con la Gente y Festival para el Buen Vivir, realizados en Cuscatancingo, municipio que recibió la distinción «libre de analfabetismo».

 

«Cuscatancingo es la antorcha que avanza adelante en la alfabetización», expresó el jefe de Estado, pues en este municipio se logró la alfabetización del 99.25% de los habitantes, que corresponde a 30,111 personas, quienes ahora saben leer, escribir y realizar cálculos matemáticos básicos.

 

Una de las alfabetizadas es Doña Benita Huezo. «He aprendido a leer (…) han tenido paciencia conmigo, estoy muy agradecida», dijo, con voz quebrantada, la asociada del Programa Nacional de Alfabetización (PNA).

 

El índice de analfabetismo es este municipio es del 0.8%, que corresponde a personas que por su avanzada edad, o por motivo de enfermedad, no han querido alfabetizarse, explicó el alcalde del municipio, Jaime Recinos.

 

En esta labor ha sido fundamental la ayuda de los voluntarios. Óscar Cruz es uno de ellos, y consciente de que la meta del gobierno de hacer de 2018 el año de alfabetización es una labor de todo el país, manifestó: «unidos podemos hacer que este país sea declarado libre de analfabetismo».

 

«Un país educado es un país que construye desarrollo, la educación es fundamental», argumentó el jefe de Estado recordando la visión de Alberto Masferrer, quien hablaba sobre la importancia de leer y escribir para que un pueblo alcance el desarrollo.

 

«Mi gobierno está convencido de que alfabetizar a El Salvador es posible», remarcó el mandatario, a la vez que recordó que esta labor en Cuscatancingo ha sido posible porque «se unen voluntades alrededor de una noble causa», entre comunidad, gobierno municipal y gobierno central.

 

«Los recursos del gobierno están en función de la gente más humilde», refirió el Presidente en torno a programas como el de Alfabetización, Paquetes Escolares, salud, entre otros.

En este año se movilizará a 100,000 voluntarios en los 14 departamentos. El objetivo es alfabetizar a  360,278 personas.

Para alcanzar la declaratoria nacional, próximamente se declararán departamentos libres de analfabetismo entre los primeros están: Cuscatlán, La Paz, San Salvador y Ahuachapán.

 

Cuscatancingo (San Salvador), 27 de enero de 2018.