Print Friendly
  • El mandatario llamó a todos los sectores a hacer conciencia sobre el impacto del fenómeno del cambio climático a nivel mundial, que en el país ha generado complicaciones con el abastecimiento de agua.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén aseguró que la escasez de agua que ha generado un desabastecimiento del líquido en algunas zonas del país responde al impacto que el cambio climático ha generado a nivel mundial, por lo que hizo un llamado a los distintos sectores de la sociedad a unirse en torno a este problema.

 

“Este tema de escasez de agua es un tema que hay que abordarlo en la profundidad que requiere. El mundo está viviendo un fenómeno de calentamiento global y no podemos ignorar ese calentamiento global”, aseguró el mandatario en una conferencia de prensa donde anunció medidas frente a esta escasez.

 

En ese sentido, indicó que el gobierno salvadoreño, a través de la ministra de Medio ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, abogó durante la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (celebrada en París, Francia, en noviembre de 2015) por una mayor sensibilización sobre el impacto que el cambio climático está teniendo a en Centroamérica, fundamentalmente en el corredor seco que atraviesa la región.

 

“Queremos también que el país sepa que estamos ante una situación de calentamiento global, una situación de un fenómeno de cambio climático, de cuatro años de una sequía que ha tenido un impacto en la economía, en lo social y que incide en el agua”, puntualizó el mandatario.

 

La ministra Lina Pohl aseguró que el año pasado, producto de la sequía, se registraron reducciones de caudales de hasta el 95% en el río Torola; el 70% en el río Grande, de San Miguel; el 95% en el Goascorán; y entre el 60 y el 87% en los ríos de la zona occidental y norte del país.

 

“De acuerdo al último reporte enviado al gabinete de sustentabilidad ambiental, la situación actual del monitoreo de los pozos, todos los pozos del país han tenido reducciones de entre 10 a 25 litros por segundo”, advirtió la funcionaria.

 

El jefe de gobierno señaló que las medidas anunciadas para enfrentar la escasez de agua (declaratoria de emergencia por parte de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados y una alerta naranja a nivel nacional) “van más allá de una simple respuesta inmediata, sino que busca garantizar que el país tenga la suficiente cantidad de agua que le permita desarrollar toda su actividad productiva, toda su actividad social y toda su actividad económica en el país”.

 

“Es importante que el país entienda, que se sensibilice porque para enfrentar este fenómeno tenemos que unirnos todos. Aquí tiene que jugar un rol importante la empresa privada, tiene que jugar un rol importante el sector de los partidos políticos y además la Asamblea Legislativa y los diferentes actores de la sociedad civil”, subrayó.

 

 

 

 

San Salvador, 14 de abril de 2016.