Print Friendly

 

  • La semilla desarrollada por el CENTA podrá cultivarse a bajas alturas y es tolerante al calor, la humedad limitada y la sequía.

 

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, encabezó el acto de liberación de una nueva variedad de frijol desarrollada por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), como parte de los esfuerzos impulsados bajo su gobierno por adaptar la actividad agrícola al cambio climático.

 

La variedad de semilla de frijol rojo CENTA EAC –nombrada así en homenaje a Enrique Álvarez Córdoba, exministro de agricultura y promotor de los derechos del sector campesino– se adapta desde los 50 hasta los 800 metros de altura y es tolerante al calor, la humedad limitada y la sequía.

 

“La semilla Enrique Álvarez Córdova es símbolo de esperanza, y en manos de ustedes rendirá buenos frutos para sus familias y para El Salvador”, aseguró el mandatario en el acto, realizado en el municipio de Quezaltepeque, al que también asistieron campesinos y campesinas de la zona.

 

El gobernante detalló que la variedad de frijol CENTA EAC es resistente a los virus que afectan la producción, con lo cual los productores podrán reducir el uso de agroquímicos; además, tiene un alto rendimiento, de entre 35 y 46 quintales por manzana.

 

Subrayó que el desarrollo de esta variedad “es una conquista de nuestros investigadores del CENTA”, asegurando que la entidad “se pone al nivel de centros internacionales de investigación”.

 

“Estamos obligados a hacer una transformación tecnológica en función de ustedes, en función de la vida, en función de que el país tenga seguridad alimentaria”, afirmó el mandatario a los productores.

 

La variedad de frijol CENTA EAC se suma a otras variedades desarrolladas en el CENTA para mejorar su rendimiento, resistencia y calidad. Dentro de estas mencionó las variedades CENTA PIPIL, CENTA Chaparrastique y la CENTA Costeño 2.

 

El presidente también señaló que pese a las situaciones climáticas adversas para la siembra de granos básicos, el Gobierno tomó medidas para garantizar la alimentación de la población, entra las que destacó la producción y entrega de 5,500 quintales de semilla, la importación de 100 mil toneladas métricas de maíz blanco y la ampliación y rehabilitación de sistemas de riego.

 

Explicó además que se está implementando un proyecto para fortalecer la agricultura frente al cambio climático, con el que se introducirán nuevas prácticas agrícolas, cuya inversión asciende a $5 millones provenientes de FANTEL, beneficiando a miles de familias de 32 municipios ubicados en el corredor seco en el oriente del país.

 

“Nuestro Gobierno asume con responsabilidad la misión de incrementar la producción agrícola y la seguridad alimentaria. Atrás quedó aquel tiempo de abandono en el que mantuvieron el trabajo de ustedes”, subrayó el jefe de Estado.

 

Quezaltepeque (La Libertad), 29 de octubre de 2015.