Print Friendly

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, expresó hoy su preocupación por la decisión de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia sobre la elección de los diputados de la Asamblea Legislativa por San Salvador, quienes en virtud de esta decisión no podrán asumir su cargo el próximo 1 de mayo tal como lo contempla la misma Constitución de la República.

Con la presencia de los medios de comunicación en el Salón de Honor de Casa Presidencial, el jefe de Estado hizo pública su postura sobre esta situación que consideró puede generar un “vacío de poder”.

“De acuerdo al artículo 168 de la Constitución son atribuciones y obligaciones del Presidente de la República cumplir y hacer cumplir la Constitución, además de procurar la armonía social, y conservar la paz y tranquilidad interiores”, expresó el mandatario.

El jefe de Gobierno dijo que respeta “el hecho de que la Sala de lo Constitucional tiene su propio criterio jurídico para la adopción de sus decisiones, aunque desde la opinión de mi gobierno, estas no siempre ven y no ponderan el entorno país; responsabilidad que considero corresponde a todos los órganos del Estado y asumo por compromiso con la estabilidad y gobernabilidad que costó tanto sacrificio construir desde la firma de los Acuerdos de Paz”.

También el gobernante hizo pública su preocupación “por la inestabilidad e intranquilidad que se ocasiona a la ciudadanía en relación a la incertidumbre por la instalación de un pleno legislativo incompleto, solo con 60 de 84 diputados y diputadas electos el día 1º de mayo; y a los riesgos de futuros cuestionamientos por decisiones de solo 60 votos legislativos”.

“Considerando que, en un primer momento, en el amparo relacionado, la Sala avaló la entrega de credenciales a los 24 diputados y diputadas electos por el departamento de San Salvador y su respectiva toma de posesión, señalando que las mismas gozarían de validez con carácter provisional; pero en su última resolución se refiere como presuntos diputados electos y suspende su toma de posesión el próximo primero de mayo”, dijo el presidente Sánchez Cerén.

También afirmó que “la Asamblea Legislativa es un órgano colegiado, y para su funcionamiento requiere la participación de todos los diputados y diputadas electos por el cuerpo electoral, para su instalación formal y el inicio del ejercicio de sus funciones”.

Añadió que la decisión de los magistrados de la Sala “trunca la legítima aspiración de los diputados y diputadas electos por el departamento de San Salvador de integrar los órganos de la Asamblea Legislativa, desde su junta directiva hasta sus comisiones, y de participar en las decisiones de toda la población y en particular de su departamento”.

“Decidí convocar a todos los partidos políticos con representación legislativa para expresarles mi voluntad de trabajar por alcanzar una pronta solución a la crisis surgida, e intercambiar y analizar los efectos y repercusiones del curso de cumplimiento de la referida resolución, respaldando el compromiso y responsabilidad asumidos por todos los partidos, en su decisión de preservar y fortalecer las instituciones democráticas del país, y de esta manera construir un clima de certeza y confianza en el espacio de un diálogo constructivo”, anunció el presidente respecto a una reunión sostenida ayer 29 de abril.

También informó al país que ha instruido al Ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, para “atender las necesidades financieras y de recursos que solicite el Tribunal Supremo Electoral con el objeto de agilizar y concluir a la brevedad el procedimiento de escrutinio de votos, que en cumplimiento de resolución de la Sala ejecuta dicho tribunal”.

Esta decisión responde al “objetivo de superar en el menor plazo el impasse de instalar el pleno legislativo y cumplir de esta manera mi compromiso con la estabilidad y gobernabilidad del país”, expresó el gobernante.

“Agradezco a todos los partidos políticos su apertura, compromiso y disposición de reafirmar la voluntad soberana de la población que se expresó en las urnas este último 1º de marzo”, dijo el mandatario al finalizar su pronunciamiento.

San Salvador, 30 de abril de 2015.