Print Friendly
  •  Durante el programa giró instrucciones al presidente de la institución para ayudar a mejorar la vivienda a una de las beneficiarias de legalización de propiedad asistentes al programa. Un convenio interinstitucional contribuirá a dinamizar el apoyo a otras familias.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén no escatima esfuerzos para brindar soluciones inmediatas a los más necesitados. Así lo demostró este sábado en el programa Casa Abierta, al girar instrucciones inmediatas al presidente del Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO), Rony Huezo, y mejorar la vivienda a una de las invitadas durante la jornada, cuyo tema principal fue la respuesta integral del Ejecutivo a las comunidades de la línea férrea.

 

Se trata de Eduarda Cruz, habitante de la comunidad El Rebalse, en San Miguel, a quien, gracias a los esfuerzos del gobierno, le ha sido legalizada su propiedad, pero cuya vivienda está en deterioro.

 

“Gracias a Dios ya tengo segura mi propiedad, pero mi casa necesita hacerse nueva porque ya tiene muchos años y está bien deteriorada”, explicó la ciudadana durante su intervención en el programa, demanda que se sumó a otras que también fueron planteadas por varios de los invitados, todos habitantes de estos sectores.

 

El gobernante no tardó en responder: “Hago una petición al presidente de FONAVIPO que hay que trabajar por resolverles los problemas. Aquí está Eduarda pidiendo por su casa, que está ya en ruinas, es necesario ayudarle en la construcción y hay otras comunidades que están pidiendo a las que hay que apoyar”, dijo.

 

“Entonces yo le pido que vayamos a trabajar por darle respuesta  a esas peticiones que se han hecho acá”, añadió.

 

Durante el programa también fue firmado un convenio entre las distintas instituciones que trabajan por brindar respuesta a estas familias, a través del cual se dinamizará la coordinación entre estas para acelerar los procesos que permitan legalizar propiedades, dar respuestas habitacionales y proveer servicios a estas comunidades.

 

El jefe de Estado destacó la lucha que las comunidades de la línea férrea han realizado desde hace muchos años para poder legalizar su situación y conseguir que las instituciones públicas les brinden el apoyo que se merecen.

 

“Un pueblo solo cambia cuando la población toma la decisión de cambiarlo (…) ustedes son la expresión de ello, de lo que es el ciudadano, un ciudadano que defiende sus intereses pero que además es actor, no solo pide, actúa”, dijo el Presidente.

 

“Ese es el esfuerzo cuando yo llamo a que trabajemos juntos, juntos pueblo y gobierno somos invencibles. Por eso yo les ruego, les pido que transmitan ese valor que ustedes tienen, transmitan ese cambio importante que ustedes han logrado”, añadió.

 

Señaló además que esta lucha debe ir orientada a presionar a aquellos sectores que impiden que la ayuda gubernamental se sume a los esfuerzos comunitarios.

 

“Ustedes no pueden ser un pueblo humillado, no pueden ser un pueblo que se margine”, aseguró.

 

“Nosotros estamos trabajando porque no se retroceda en los programas sociales, principalmente en los programas como este, de la desafectación en la línea férrea, su legalización, que benefician a miles y miles  de la población más sufrida, más humilde, que son las que necesitan mayor respaldo”, dijo.

 

 

San Salvador, 06 de mayo de 2017.