Print Friendly

El presidente Salvador Sánchez Cerén invitó hoy a la nación a sumarse el próximo 26 de marzo a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia, que será un símbolo de que el país entero está dispuesto a unirse para vencer el problema de la inseguridad que por años ha afectado a la sociedad salvadoreña.

El listón blanco, que invitó a que toda la población porte en su pecho, “es un símbolo de la unión” y la marcha constituirá una expresión de que “queremos vivir en paz y en justicia”, dijo el mandatario respecto a esta actividad que está organizando el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC).

El jefe de Estado, durante el acto de entrega de escrituras a mujeres campesinas realizado en San Juan Opico, explicó que evidentemente la marcha no resuelve el problema de la inseguridad, pero “lo que estamos haciendo es diciéndole al mundo que El Salvador está unido y que queremos tranquilidad y paz, ese es el mensaje”.

También aclaró que la participación es de carácter voluntaria y que la petición de asueto que aprobó la Asamblea Legislativa fue un acuerdo del propio CNSCC, donde están representados todos los sectores de la sociedad.

“Estamos dispuestos todos a trabajar para alcanzar la paz, por preservar la vida y porque se haga justicia en el país”, expresó el estadista.

“Yo los invito a que marchemos ese día, el país lo necesita, el país lo requiere”, añadió el Presidente, al afirmar que “necesitamos darle esperanza a nuestra vida, salir de esas tinieblas y abrir las luces del camino de la esperanza, la prosperidad, del desarrollo, de que podemos convivir y vivir tranquilamente”.

La marcha se realizará en todos los departamentos y la convocatoria para San Salvador y La Libertad será el monumento al Divino Salvador del Mundo, donde confluirán las marchas que saldrán desde los cuatro puntos cardinales de la capital.

San Salvador, 17 de marzo de 2015.