Print Friendly
  • El llamado del jefe de Estado gira en torno a las respuestas que el Estado y la sociedad salvadoreña deben brindar para superar el problema de inseguridad, violencia y crimen.

El presidente Salvador Sánchez Cerén expresó hoy su confianza en la voluntad de las fuerzas políticas del país para respaldar las medidas excepcionales que el gobierno ejecutará en materia de seguridad, destacando que este es un tema que requiere unidad nacional.

 

Nosotros esperamos que la voluntad expresada en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia de todos los sectores, de todas las fuerzas políticas, en respaldar (estas medidas), pues no tenga ningún inconveniente”, dijo el mandatario este lunes en una conferencia de prensa en la que adelantó algunas de estas acciones excepcionales.

 

El estadista confía en que aquellas medidas que impliquen reformas legales contarán con el respaldo de todos los partidos con representación en la Asamblea Legislativa.

 

Informó que las medidas extraordinarias están relacionadas al despliegue de más elementos de la Fuerza Armada para apoyar en tareas de seguridad, reducir el hacinamiento en el sistema penitenciario y la declaratoria de emergencia en zonas focalizadas, esta última en etapa de análisis.

 

La implementación de algunas medidas requerirán reformas legales y decretos legislativos, propuestas que el gobierno presentará en los próximos días.

 

El presidente hizo un llamado especial a la fracción legislativa del partido ARENA para que brinde su respaldo a la emisión de $1.200 millones  en bonos.

 

Estos recursos nos permitirían garantizar una tranquilidad financiera del gobierno y no hacer uso de recursos extraordinarios de lo presupuesto para impulsar estas medidas extraordinarias, dijo el mandatario.

 

“Este es un tema de interés nacional, de interés del país, y esperamos que haya una actitud en correspondencia con la aceptación que tiene entre la población que hay que tomar medidas urgentes, medidas extraordinarias y excepcionales”, subrayó.

 

San Salvador, 14 de marzo de 2016.