Print Friendly
  • El gobernante reafirmó durante un evento en San Miguel la voluntad del gobierno por construir acuerdos para atender las urgencias del país por la vía del diálogo.

 

El presidente Salvador Sánchez Cerén hizo un llamado a los partidos políticos a centrar el diálogo convocado por el gobierno en los intereses de país, dejando de lado las diferencias de carácter político ideológico que existen entre las distintas fuerzas políticas.

 

“Yo les pido a los dirigentes de los partidos que olviden por un momento los intereses partidarios y pongan en el centro los intereses del país, el país nos necesita a todos para construir un futuro”, dijo el jefe de Estado en su discurso durante la presentación del Plan Maestro de Desarrollo Sostenible e Inclusivo de la Región Oriental, en el municipio de San Miguel.

 

Durante el acto el dignatario elogió el proceso de participación en el que se vieron involucrados distintos sectores de la zona para la construcción del Plan Maestro, actitud que, indicó, debe ser retomada por los dirigentes de los partidos políticos en el diálogo iniciado para atender las urgencias del país, con énfasis en la situación financiera de las arcas públicas.

 

“Ustedes han hecho un noble ejercicio y le han demostrado al gobierno, le han demostrado a los dirigentes políticos que comunicarse y entenderse, es decir, usar el mecanismo del diálogo no es para imponer posiciones, no es para buscar desestabilizar o destruir, el diálogo lo que busca es engrandecer un país”, aseguró el presidente.

 

“Esta reunión de los actores principales de un territorio están mandando ese mensaje a El Salvador: se puede construir cuando se tiene la voluntad y la decisión de participar y de tener en el alma y tener en el corazón al país”, añadió.

 

Actualmente el gobierno sostiene encuentros con los diferentes partidos políticos que tienen representación en la Asamblea Legislativa para consensuar un acuerdo fiscal que contemple la aprobación de bonos por $1,200 millones para convertir deuda de corto plazo a deuda de largo plazo, la reforma al sistema de pensiones y un ajuste fiscal para superar el déficit.

 

San Salvador, 5 de octubre de 2016.